Este jueves fue girada orden de captura contra José Alejandro Vanegas Potoy, mejor conocido como “Alex Vanegas”, tras no haber comparecido a la audiencia preliminar en la que sería leída la acusación interpuesta por la Policía Nacional por escándalo público.

El sujeto, cuya defensa tampoco fue debidamente apersonada con anticipación y por escrito como establece la legislación penal vigente, no se hizo presente y tampoco extendió ninguna justificación.

El acusado debe responder por los señalamientos de ésta que es considerada una falta penal por la ley 641 en su artículo 537 (Código Penal) tras irrumpir la tranquilidad de las familias que el pasado 2 de noviembre honraban a sus fieles difuntos en el cementerio Milagro de Dios de Managua.

La sanción que debe purgarse de ser encontrado culpable no supera los 30 días multa o trabajo en beneficio de la comunidad de dos horas diarias.

Sin embargo, al rehusarse a comparecer por orden judicial, será detenido mientras se resuelve el proceso penal en su contra.