El empresario Jorge González, presidente de la Asociación de Mercados de Managua y vicepresidente de Conimypime, informó que los comerciantes de los mercados capitalinos estarán presentes este fin de semana en la Avenida de Bolívar a Chávez y en la Feria Navideña en la Plaza de la Fe.

Sobre las ventas del fin de semana pasado, el Black Weekend, dijo que “Gracias a Dios fue un éxito”.

Resaltó la alianza que Conimypime tiene con todos los sectores, trabajando con el Gobierno, con las instituciones articuladas y con la Policía Nacional, y dijo que esta última “es bien especial porque nos da seguridad y todos están trabajando”.

“El fin de semana pasado, fue un éxito”, reiteró.

“Nosotros tuvimos los mercados abarrotados, tuvimos descuentos, toda clase de productos a bajos precios, creo que la gente está entusiasmada, esto lo vamos a institucionalizar; lo queremos dejar ya como que cada fin de año vamos a tener que estar haciendo eso, porque la gente está encantada; la gente de los electrodomésticos, del lado de La Caimana, le hacemos siempre el llamado a que lleguen, que va a estar igual este viernes negro, este 30 de noviembre, 1 y 2 de diciembre, creemos que vamos a superar las metas de este fin de semana pasado”, auguró.

“Creemos que los mercados se dinamizaron: el Huembes, el Mayoreo, el Iván, el Israel y todos, creo que fue un éxito, donde pudimos ver cómo la gente andaba hasta las siete de la noche comprando en los mercados, es un avance, porque la Policía Nacional también nos dio esa seguridad”, dijo.

“En los mercados somos trabajadores dignos, somos trabajadores donde son centros de vida, centros de paz, de trabajo, de armonía, no estamos metidos en cuestiones, la situación nuestra es levantar la economía, ese es nuestro trabajo, nuestro trabajo es ganarnos el almuercito, la comidita y contribuir a que los nicaragüenses puedan recibir ese beneficio que hace este gobierno nada más”, añadió.

“Aquí se les olvida que en el 90-96, aquí nosotros no podíamos trabajar, yo fui uno de los que fui desbaratado perdí 190 mil dólares, solo por el capricho de un director” de la DGA en tiempos neoliberales.

“Honestamente, era una situación horrorosa, tenías que entrar a la Aduana y había cinco retenes y a los cinco tenías que darle (dinero) y de todas maneras te llevaban allá y te iban a esperar al mercado a llevarse la mercadería”, denunció.

“Nosotros con este Gobierno en la oposición, hicimos un proyecto de Ley que fue un acuerdo ministerial con el señor este de los Cenis, con Montealegre, donde pudimos llevarlo a un acuerdo ministerial”, explicó.

“Después, con el Frente en la oposición, (ese acuerdo) lo llevamos a la Asamblea Nacional, lo hicimos Ley, está en la Ley, de concertación tributaria, de concertación fiscal, ¿Por qué? Porque nosotros creímos que en ese momento la DGA era instrumento para desbaratar a los comerciantes porque los grandes capitales estaban encima, como te puedo mandar un reporte donde nos mandaban a decir que somos delincuentes, que somos contrabandistas”, resintió.

“Ese era el gran escenario cómo miraban a los mercados, pero viniendo este gobierno, trabajando y restituyendo esos derechos, pudimos estar al frente y poder decir hoy en día, que nosotros tenemos pan, tenemos tranquilidad, de trabajar en los mercados”, recalcó.

“La DGI, va, se presenta, resuelve su problema, no tenemos por qué marchar, si estamos coordinando en mesas de trabajo para resolver los problemas”, señaló en alusión a la armonía que se vive hoy con las instituciones gubernamentales.

“Nosotros creemos que aquí el comercio ha tenido un gran auge durante estos 11 años, el que no aprovechó es de cada quien. Pero nosotros creemos que el Gobierno da todas las comodidades para poder hacer negocios, a como los que hicieron grandes capitales aquí, yo no sé qué pasó, no entiendo por qué en tres meses cambió toda la situación de esos señores”, indicó.

“Yo siempre dije que nosotros los comerciantes estábamos dispuestos a levantar la economía y lo estamos probando, estamos trabajando”, afirmó.

“Nosotros este fin de semana vamos a estar en la Feria Navideña, aquí en la Avenida Bolívar, invitamos a la población también de las 4 de la tarde a las 10 de la noche”, dijo.

“Vamos a estar los CONYMIPMES  y las Asociaciones, y los comerciantes de los mercados vamos a estar alrededor de 388 comerciantes y emprendedores, que van a vender artesanías, vamos a estar todos trabajando de la mano para ver y esperar a la población que llegue a deleitarse con todo el trabajo y lo que vamos a tener juegos para los niños, bastantes festivales, creo que vamos a estar alegres, le hacemos invitación a los nicaragüenses, a todos los barrios, que lleguen a la Avenida Bolívar, al fondo, donde es la Plaza La Fe”, señaló.

Habrá electrodomésticos, zapatos, todos los artículos que hay en los 8 mercados a precios bajos, estarán en esa feria.

“Nosotros queremos agradecer al Gobierno y a todas las instituciones porque ha sido un derecho restituido para todos nosotros y creemos que es hora que tomen en cuenta el avance que tenemos y que hemos tenido siempre, los Conypimes somos los que levantamos la economía”, añadió.

“Es cierto, todos somos empresarios privados, pero nosotros tenemos la fortaleza, la gallardía, desde las 3 de la mañana estamos emprendiendo, trabajando, vamos a enfatizar que nuestro Gobierno tiene que impulsar más un poco a la mediana y pequeñas empresas, porque esas son las que está sosteniendo”, sugirió.

“Yo le aseguro que le pongo a uno de esos grandes centros comerciales, y es como una calle, una manga, del Oriental. Ellos venden una pieza, nosotros vendemos 500 piezas en menos de cuatro días”, resaltó.

“Esa es la gran diferencia del Oriental, el Oriental es para la población pobre, para la población de pocos recursos, que es la que puede estirar la bolsa, los productos no hablan en los centros comerciales, pero nosotros sí hablamos, porque somos comerciantes, somos de familia”, dijo.

“Hay una interlocución, pero en los centros comerciales eso es lo que vale y se acabó”, sentenció.

"Quiero agradecer públicamente al Gobierno, a las instituciones, a las Alcaldías de Managua y del país, todos los mercados de Nicaragua están al frente trabajando con este viernes negro, con todo lo bueno que venimos haciendo para poder levantar la economía, porque aquí hay algunos que están augurando un montón de cosas nefastas”.

“Nosotros como cristianos, tenemos que creer que la bendición es de Dios y Dios nos va a sacar de esta noche fea que tenemos”, concluyó.