PRONUNCIAMIENTO DE LOS TRABAJADORES PORTUARIOS NICARAGÜENSES,

EN REPUDIO AL INJERENCISMO DEL GOBIERNO DE DONALD TRUMP CONTRA LA SOBERANIA NACIONAL
Y EL DERECHO DE AUTODETERMINACIÓN DE NUESTRO PUEBLO

 

Los trabajadores del sector portuario nicaragüense, rechazamos totalmente la resolución atropellante del gobierno de Donald Trump, como otro acto de agresión y frustración del imperio norteamericano contra la soberanía nacional y nuestro derecho de autodeterminación.

En Nicaragua ha fracasado una y otra vez el intento de someter a nuestro pueblo al dominio de la bota imperialista. Somos un pueblo valiente con larga historia de luchas contra el intervencionismo y los traidores vende-patria a su servicio.

Somos hijos del maíz, de Andrés Castro, de José Dolores Estrada; hijos de Benjamín Zeledón, hijos del general de hombres y mujeres libres Augusto C. Sandino e hijos del comandante Carlos Fonseca Amador.  Somos un pueblo de paz, laborioso, amistoso, orgulloso de nuestro gran poeta Rubén Darío; pero sobran muestras de que ante la agresión nos alzamos como un solo puño para derrotar a quienes intenten pisotear nuestra dignidad como un pueblo valiente y dispuesto a defenderse con las armas en la mano, si fuese necesario. Sabremos defender la paz que con tanto sacrificio y sangre hemos construido.

No pudieron ni podrán, ni el imperialismo ni sus borregos, que con sus artimañas han tratado de servir en bandeja de plata nuestra independencia y soberanía nacional. En diferentes escenarios, tanto en tiempos de guerra como en tiempos de paz, estamos dispuestos a defender nuestras conquistas, soberanía y dignidad.

Los nicaragüenses con Sandino, Carlos Fonseca y Daniel al frente, como ejemplo de autodeterminación, haremos morder el polvo de la derrota a quienes no han aprendido aún la lección de nuestras luchas sagradas por la libertad y la independencia de nuestra patria.

Las Revoluciones las hacen los pueblos, y los pueblos son invencibles. La democracia en nuestro país hoy tiene un nuevo significado con el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, que vela por el bienestar de todos los nicaragüenses. 

“Nosotros iremos hacia el sol de la libertad”, misma abonada con la sangre de nuestros héroes y mártires que soñaron una patria libre, la que hoy gozamos con nuestro presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo que garantizan la paz y tranquilidad de nuestro pueblo, la cual juramos defender con nuestro voto, trabajo, lucha y valor.

¡No pasarán!

¡Nicaragua será siempre libre porque tiene hijos que la aman!

¡Viva Sandino!

¡Viva el Frente Sandinista de Liberación Nacional!