En menos de 24 horas, la Policía Nacional esclareció el asesinato atroz de José Mercedes Hernández Bravo, de 23 años, cuyo cuerpo fue encontrado quemado la mañana de este lunes en la entrada a Villa Sol.

El Comisionado General Sergio Gutiérrez Espinoza, Segundo Jefe de Managua, detalló que los hechos ocurrieron el domingo 25 de noviembre a las 11 de la noche en el barrio Milagro de Dios, antigua Sandak, 15 cuadras al sur y 10 caras al este, en el distrito 7 de Managua.

Por este delito, fueron capturados: Francisco José Bravo Rodríguez de 31 años, Pablo Antonio Bravo Rodríguez de 33 años y el adolescente A.R.R.B de 17 años.

Los hechos ocurrieron la noche del 25 de noviembre, cuando la víctima junto a sus primos Francisco, Pablo y el adolescente, se encontraban ingiriendo licor; en estado de ebriedad y por rencillas personales, se origina una discusión, por el robo de un teléfono celular y otras pertenencias del adolescente A.R.R.B, cometido en días anteriores.

"Utilizando arma blanca (cuchillo), los delincuentes asesinaron de varias puñaladas a José Mercedes Hernández, seguidamente lo ataron de pies y manos con un mecate, envolvieron con plástico transparente, lo introdujeron en una caja de cartón, lo montaron a la tina de una camioneta Mitsubishi, placa 241-689, propiedad de Pablo Bravo y lo trasladaron a un basurero, ubicado en la entrada de Villa Sol, 200mts al norte, donde le prendieron fuego".

Entre las evidencias, se ocuparon armas blancas (cuchillos), trozos de mecate utilizados por los delincuentes para asesinar a la víctima y la camioneta Mitsubishi para trasladar el cadáver.

El comisionado General Sergio Gutiérrez Espinoza, aseguró que las evidencias fueron remitidas a la orden de las autoridades competentes, para su enjuiciamiento.