Durante los hechos violentos en los que fueron asesinados cuatro oficiales de policía y un profesor de educación pública en Morrito, Río San Juan, Medardo Mairena, hoy procesado por actos de terrorismo, pedía a los oficiales heridos que renunciaran a sus cargos.

Entre los testimonios que lo identifican plenamente como el hombre que dirigía las acciones armadas el 12 de julio, también fue evacuada la de un oficial que fue herido de bala y secuestrado, al que Mairena le pidió su dimisión del cuerpo policial, pues su objetivo era del de dar un golpe de Estado y desmantelar las instituciones, incluidas la Policía Nacional.

El oficial que resguardaba la parte posterior de la Alcaldía, fue atravesado por un proyectil con entrada en la parte media alta de la espalda y salida cerca del hombro izquierdo.

Al perder el conocimiento, fue sustraído del lugar y obligado bajo amenazas de muerte, a filmar un video en el que debía limpiar la imagen de los agresores.

Pasadas las horas y luego de haber cumplido la exigencia de sus captores, fue liberado.

El joven agente, que aún conserva secuelas de la agresión, aseguró que desde el primer momento que los tranqueros ingresaron al municipio para realizar presuntamente una marcha pacífica, llegaron con armas de fuego, en su gran mayoría de largo alcance.

Durante esta nueva sesión del juicio también fueron evacuadas pruebas documentales que implican a Mairena y los demás procesados.

JUZGADOS2

JUZGADOS2

JUZGADOS2