La Cinemateca Nacional clausuró la noche de este domingo la muestra de Cine Latinoamericano y Caribeño de Buena Voluntad, que preparó con las embajadas de Cuba, Venezuela, Guatemala, El Salvador, República Dominicana y Bolivia.

La compañera Idania Castillo codirectora de la Cinemateca, dijo que esta actividad se llevó a cabo con el objetivo de reafirmar a todos los nicaragüenses que “unidos trabajamos mejor, les enseñamos durante una semana las mejores propuestas de cine que tenemos y que representan la idiosincrasia, la identidad de los países participantes”.

Agregó que la jornada también fue encaminada en darle a los nicaragüenses un aliento más para seguir adelante, para seguir siempre trabajando y recuperándonos.

“Agradecemos la unidad y disposición de todas las embajadas participantes y ahorita estamos clausurando con un documental sobre la historia del programa Yo Sí Puedo y un cortometraje de un guionista nicaragüense Joel Alejandro Sánchez Sandino, que se fue a Italia a recibir capacitación para producir cine”, dijo.

En el cierre de la jornada cinematográfica también se proyectó el documental de la cineasta nicaragüense Roxana Lacayo “Las Mujeres del Wangki”.

El documental se filmó en Bilwi, en el territorio Mayangna de Awas Tingni, junto al Río Wawa, Waspam, el poblado miskito de La Esperanza, 70 kilómetros Río arriba y contempla imágenes de varias comunidades Indígenas a lo largo del Río Coco y el Río Waspuk, en la Reserva Ecológica de Bosawás.

La jornada cinematográfica se había iniciado el pasado lunes 19 de noviembre y “toda la semana presentamos una película diferente de cada uno de los países participantes”, dijo Idania.

Por su parte el embajador de Cuba, Juan Carlos Hernández Padrón, calificó de excelente la jornada de cine impulsada por la Cinemateca “porque ha sido una demostración de voluntad de como emanar cultura. Ha sido una bonita experiencia en la que un grupo de países de América Latina y el Caribe hemos tenido la buena voluntad de acercarnos y promover esa idiosincrasia”.

También “ha sido una demostración de que es la manera en que tendemos puentes en estas circunstancias en lugar de levantar muros, aquí estamos apostando a expresar la solidaridad, la hermandad y el amor”, valoró.

La cineasta nicaragüense Roxana Lacayo dijo que el documental que ella produjo (y que se presentó en el cierre del festival cinematográfico) “es una producción que se centra en la problemática de las mujeres en el Caribe Norte donde ellas están luchando contra la invasión de las tierras de los colonos, luchan contra el machismo”.

Explicó la cineasta que antes de elaborar ese documental había hecho la películas “Las pekineras” que son mujeres miskitas que trabajan en los cayos miskitos y después “me quedó la idea sobre que pasaba en las comunidades del río Coco y me fui a investigar donde encontré que la problemática es igual”.

Ahí conoció a una líder miskita Leuvina a la que filmó en las comunidades y así muestra el trabajo que hacen estas mujeres y cómo ellas se organizan para poder mantener la mística miskita que no todo el mundo la conoce.

Dijo que el documental fue elaborado en idioma miskito y español y también se está proyectando en todas las comunidades miskitas del Caribe a través de la lideresa que Roxana conoció cuando hizo las investigaciones en el terreno.

Roxana dijo que la actividad desarrollada por la Cinemateca y las embajadas es algo muy importante porque hay que promover culturas como la miskita, su música y sus comidas.

 

cine

cine

cine

cine