El parque Luis Alfonso Velázquez Flores vivió una tarde de arte circense con malabares y concursos, en la que los principales protagonistas fueron los niños y jóvenes que se tomaron este espacio recreativo construido por la Revolución Popular Sandinista.

Por más de 2 horas los artistas circenses se encargaron de llevar alegría y diversión a los niños con las diferentes rutinas realizadas por los payasos Finito y Big Boy, que subrayaron que Nicaragua conmemoró en diferentes departamentos del país, el segundo aniversario del tránsito a la inmortalidad del Comandante Fidel Castro, líder eterno de la revolución cubana.

Y es que Fidel como gran dirigente revolucionario de América Latina y el Caribe, también luchó por los niños, por la juventud, a la cual siempre incentivó con diferentes programas educativos, deportivos y sociales, tanto en Cuba, como en otros países como Nicaragua.

Y para honrar ese legado, el Movimiento Cultural Leonel Rugama de la Juventud Sandinista, celebró esta tarde de arte circense, que fue apreciada por familias nicaragüenses y por cubanos residentes en nuestro país.

“Estamos conmemorando y haciendo un homenaje a ese legado infinito de amor del Comandante Fidel, en este segundo aniversario de su paso a la inmortalidad y estamos con arte circense de malabares, llevándole el amor a las familias, a los niños sobre todo, con un legado de amor que transmitimos para promover la reconciliación”, dijo Kevin Valverde del Movimiento Cultural Leonel Rugama.

Roberto Marrero, cónsul de Cuba en Nicaragua, señaló estar muy agradecido por el amor que se le tiene al Comandante Fidel Castro Ruz, cariño que también existe del pueblo cubano para con la Revolución Popular Sandinista.

“Para Nicaragua Fidel tenía un sentimiento muy especial, admiraba mucho al pueblo de Nicaragua, admiraba mucho a la revolución sandinista y en todo momento profesaba ese cariño”, subrayó Marrero.

Recordó que Fidel le dedicó gran atención a los niños, a los jóvenes para que estudiaran, practicaran deportes y tuviesen espacios de recreación, situación que también promueve el gobierno de Nicaragua dirigido por el comandante Daniel Ortega Saavedra y la compañera Rosario Murillo.

circo

circo

circo

circo

circo

circo

circo

circo