Cae la tarde y los motivos navideños inundan con su luminosidad la avenida de Bolívar a Chávez, que está engalanada con más de 50 altares dedicados a la Virgen Concepción de María, cada uno diseñado con nuestras tradiciones culturales y religiosas, que son promovidas por el Gobierno Sandinista.

El ambiente mariano y navideño se conjuga a la perfección con las familias que recorren cada altar y que también aprovechan para hacer compras a los trabajadores por cuenta propia, que ofrecen desde nuestros platillos tradicionales, hasta camisetas, juguetes y otros suvenires de estas festividades religiosas.

“Estas fechas del año son de mucho provecho para nosotros, nuestras ventas mejoran y eso es gracias a que el gobierno instala los altares de La Purísima”, dice Juan Carlos Sotelo, que recorría cada altar junto a su novia.

Las familias están visitando los altares para apreciar cada detalle, que tienen que ver con nuestra cultura, con los productos que elaboran nuestros artesanos. Cada altar está diseñado con modelos únicos, pero similares con su mensaje de amor, de promoción de la paz.

“La venta ha estado algo baja, pero ya comenzó a venir la gente, esperamos que se mejoren como ayer que estuvieron buenas”, dijo Erick Antonio Flores que recorre toda la avenida con un pequeño carretón repleto de manzanas, naranjas y uvas.

La tradición de la Purísima es de centenares de años y su instalación sirve para avivar la fe mariana de las familias nicaragüenses, expresa doña Carmen Gutiérrez, pobladora del barrio Benedicto Valverde.

“Está muy bonito, vistoso, alegre, es un lugar para venir a pasear con toda la familia y estamos promoviendo lo nacional, eso me parece muy bueno porque estamos rescatando nuestra cultura, nuestro arte, lo que somos, lo que elaboramos, me parece excelente, se promueve el trabajo de nuestros artesanos”, señaló Blanca Mejía, del barrio 25 aniversario.

Es importante describir que cada altar, además de resaltar ese amor mariano, también hace alusión a los programas sociales que ayudan a mejorar la vida de las familias nicaragüenses, como los relacionados al agua potable, entrega de títulos de propiedad, programas energéticos, entre otros.

“Los altares están bonitos y más importante que se promueve los nuestro, muchos tienen artesanías de Masaya, de Carazo, hay que apoyar lo nuestro”, dijo Carolina Balmaceda, pobladora del barrio Batahola Norte.

Este paseo turístico en que se ha convertido la avenida de Bolívar a Chávez, inicia en la rotonda y concluye hasta el paseo de los estudiantes, donde las familias luego se disgregan hasta el paseo Xolotlán y Puerto Salvador Allende.

altares

altares

altares

altares

altares

altares

altares

altares

altares

altares

altares

altares

altares

altares

altares

altares

altares

altares

altares