El Jefe del Ejército de Nicaragua, General Julio César Avilés Castillo, y el Jefe del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de la Federación de Rusia, General de Ejército Valery Vasilievich Gerasimov, inauguraron en Mateare una instalación para la Desactivación de Municiones.

Conocida también como Base-2 esté modulo fue donado por el Ejército de la Federación Rusa en el marco del acuerdo bilateral suscrito entre los gobiernos de Nicaragua y Rusia, durante una gira de trabajo que realizó el Presidente de la República Comandante Daniel Ortega Saavedra a ese país.

Aunque Nicaragua fue declarada un país libre de minas en el año 2010, gracias al apoyo de la Federación Rusa que contribuyó al programa de desminado, el General Avilés dijo que se hace necesario contar con este tipo de módulos militares, porque más allá del uso militar, se hace necesario desactivar medios que el Ejército de Nicaragua tiene almacenados, esto mediante un proceso que se realizará en esta instalación de desactivación.

Indicó que el personal que trabaja en esta base fue capacitado, adiestrado y entrenado por instructores de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa.

“Nosotros aquí tenemos algunas municiones que están en desuso, tenemos dos posibilidades, desactivarlas y evitar el riesgo, y la otra es reactivarla a fin de evitar estar haciendo gastos en la compra de municiones. Pero más allá del uso militar, también aquí hay un beneficio país, porque la pólvora o elementos que extraemos de esa munición que ya tiene más tiempo, puede ser perfectamente utilizada en proyecto de envergadura nacional”, aseveró Avilés.

Estos proyectos pueden ser apertura de caminos productivos o para planes grandes que tiene planeado realizar Nicaragua, como el Gran Canal Interoceánico en el cual se hará necesario abrir sendas o apertura de rutas o carreteras, utilizando material explosivo.

“Más que verlo como una cuestión meramente interna, también estamos pensando en nuestro país, en el desarrollo de la nación y ese es un elemento relevante que queríamos agradecer y reiterar nuestro agradecimiento profundo”, le dijo Avilés al General Gerasimov.

Nicaragua a partir del año 1989 empezó un proceso de desminado que culminó en junio del 2010, precisamente con el Gobierno Sandinista del comandante Daniel Ortega Saavedra.

Avilés indicó que concluido ese proceso de desminado con el apoyo de Rusia, el Ejército de Nicaragua comenzó la reconversión del Cuerpo de Ingenieros, dejando un componente pequeño para atender el tema de desminado y se dispuso de otros cinco componentes que permitieran ayudar al proceso de construcción de caminos secundarios y productivos en el país.

Gerasimov reiteró que las Fuerzas Armadas de la Federación de Rusia, su pueblo y su gobierno seguirán cooperando en el marco de las relaciones amistosas, de cooperación y solidaridad con el Ejército de Nicaragua, con el pueblo y Gobierno Sandinista.

“Para mí ha sido un gran honor abrir (inaugurar) de esta fábrica que es tan importante para el Ejército de Nicaragua, que permitirá hacer la desactivación de las municiones (…) quisiera felicitar al Ejército de Nicaragua y sus oficiales y decir que nosotros seguiremos cooperando”, dijo Gerasimov.

La delegación militar rusa y sus pares nicaragüenses realizaron un recorrido por cada una de las instalaciones de esta fábrica que fue donada por la Federación de Rusia.