El Reverendo Miguel Ángel Casco analizó hoy la Carta de Apoyo al Gobierno Sandinista emitida por el Movimiento Pastoral Justicia y Paz, durante su comparecencia en el programa En Vivo, del periodista Alberto Mora, en Canal 4 de televisión.

Esa Carta fue firmada por 50 pastores, que representan a una comunidad mucho más amplia, donde expresan el apoyo, respaldo y acompañamiento a la gestión del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional. Ese documento fue entregado a través del Ministerio de Educación.

“Espero que este día sea de victorias y de éxito porque estamos caminando con nuestro Señor, escalando peldaños cada día”, expresó el reverendo Casco..

“Este Movimiento es histórico que no nace ayer, sino que tiene una referencia del pasado, aunque con otro nombre. Esto surgió a raíz de la crisis que este país fue sometido y que comenzamos a ver acciones totalmente contrarias a los valores y principios cristianos y escuchamos voces de religiosos y religiosas, tanto del ámbito católico como evangélico, que en medio de la crisis nos reunimos un grupo de pastores y decidimos sacar una Carta Pastoral en medio de la crisis, esto fue en el mes de mayo”, explicó.

“Aún a riesgo de muchas cosas, yo recuerdo que los compañeros periodistas que llegaron a cubrir esa noticia, tenían también mucho temor porque había persecución en el ambiente y nosotros en aquel momento, cuando dimos a conocer una Carta Pastoral con cuatro escenarios, un mensaje al presidente, un mensaje a las Iglesias, un mensaje a la sociedad y un mensaje internacional, eran los cuatro ámbitos de la Carta Pastoral que enviamos al Consejo Mundial de Iglesias, al Consejo de Iglesias de Estados Unidos, a la Federación Luterana Mundial, una Carta que se tradujo a algunos idiomas”, añadió.

Ataques de golpistas

Casco señaló que “comenzamos a recibir ataques no solamente de los sectores que estaban impulsando el golpe, sino también de algunos sectores religiosos, llamándonos con epítetos que no se pueden pronunciar”.

“Nosotros entonces manifestamos que no nos íbamos a cruzar de brazos, que muchos de nosotros defendimos la revolución en el 79, nos organizamos cuando el presidente Reagan atacó la Revolución desde una vertiente religiosa, creando lo que se llamó en aquel momento el Instituto de Religión y Democracia (IRD), que aquí en Nicaragua su principal vocero era Humberto Belli y otras figuras religiosas”, señaló.

Reiteró que “si en aquel momento dimos la batalla defendiendo la revolución en clave religiosa, porque la revolución nicaragüense marcó una diferencia de otras revoluciones, porque la revolución nicaragüense asume la fe cristiana no como un elemento táctico, sino con valores y principios”.

Cierran filas en defensa de Revolución

“Nosotros defendimos la revolución en aquel momento, dentro y fuera del país, y ahora que sentimos que la revolución está atacada de esta manera y que miramos que hay grupos religiosos, especialmente de la Iglesia Católica y algunos pastores Evangélicos,  nosotros dijimos: No. Tampoco vamos a cruzarnos de brazos, no nos vamos a quedar callados, vamos a dar nuestra defensa en el terreno religioso”, patentizó.

“Los periodistas agarran el campo de la comunicación, otros en otras áreas, nosotros vamos a defender esto desde la trinchera religiosa, porque no vamos a permitir que se manipule la fe, que se instrumentalice la religión, que se amparen dentro de ese poder religioso parsa actuar con inmunidad; tenemos que defender esto y comenzamos a hacer una serie de acciones y de reuiones, incluso tuvimos que ir de lugares en lugares, donde habían pastores y habían iglesias que decían, no se reúnan más acá, me pueden quemar el templo si se dan cuenta que están reunidos acá”, reafirmó el líder religioso.

El 19 de Julio marcó una nueva etapa de paz

“Entonces, ahora que hemos entrado a un proceso, digamos, de reconstrucción, de reconciliación, casualmente ayer le decía yo a un periodista que escribió una nota diciendo Nicaragua vive siete meses de violencia. Le dije, estás cometiendo un error con ese señalamiento. Aquí el 19 de julio y otra vez el 19 de julio, marcó un antes y un después. El 19 de julio de este año, Nicaragua entró a una nueva dinámica, a una nueva dimensión, donde se retoma una dinámica de paz, reconciliación y seguridad, donde el Gobierno junto al pueblo comienza a pone los puntos sobre las íes, entonces fueron 3 meses de violencia no 7”, dijo.

“Nosotros comenzamos a vivir cuatro meses de sosiego, de paz, de reconstrucción, lógicamente que como en toda dinámica de vida, quedan ahí residuos de personas violentas que creen que con la violencia van a resolverlo, pero ya Nicaragua es un país que ha entrado en la normalidad, no solamente por los turistas que vienen, no solamente por la inversión, sino por el ambiente que tenemos”, enfatizó el reverendo.

Ocho capítulos para la Paz y la Reconciliación

Indicó que acordaron en el Movimiento Pastoral Justicia y Paz preparar un documento de ocho capítulos. “Cuando me comuniqué con la Compañera Vicepresidenta le dije tenemos este documento, queremos entregárselo, es un documento de un proceso de análisis, donde analizamos la actitud de la Iglesia Evangélica, ante esta crisis; donde analizamos la acción del Gobierno  ante la crisis y donde hacemos propuestas y consideraciones”, recordó.

Explicó que ese “es un documento interno que no se ha dado a conocer, está en manos del Presidente y la Vicepresidenta, ellos decidirán qué hacer con ese documento, pero sí hicimos pública una Carta de respaldo al Gobierno, de respaldo a las gestiones que está haciendo y que sepa que en Nicaragua habemos cristianos, habemos religiosos, habemos pastores que estamos decididos a correr el riesgo de ser sal fuera del salero”.

La sal fuera del salero

Señaló que “una de las misiones bíblicas proféticas dada a los creyentes por Jesús es cuando nos dice ‘ustedes son la sal de la tierra’, entonces muchos cristianos cómodamente  han preferido ser sal dentro del salero; cuando la sal está dentro del salero no cumple misión, no cumple su función”.

“Es por eso que a veces hay descomposición porque la sal tiene su razón de ser y Jesús por algo la puso de ejemplo”, dijo.

“Entonces ser sal fuera del salero implica asumir un compromiso en la sociedad y con la sociedad. Implica responder… hay dos preguntas históricas que están en la biblia y en lo que llamamos la historia de la salvación”, resaltó.

La pregunta a responder

“La primera pregunta es: dónde está tu hermano? Y ya sabemos quién la dirigió a quién y entonces, la respuesta de aquel ciudadano fue evasiva: ¿Acaso soy yo guarda de mi hermano?”.

“Pero esa pregunta de Yavé a Caín, es la pregunta que nos hace todos los días. Dónde está tu hermano, dónde está tu hermano necesitado, que sufre, que está lidiando con una batalla, dónde está? Nosotros tenemos que responder esa pregunta”, instó.

“Pero al final de los tiempos, la pregunta no será dónde está tu hermano, sino qué hiciste por tu hermano. Ya no es una pregunta existencial, sino una pregunta práctica de fe en la acción”, advirtió.

Un común denominador

Añadió que en este Movimiento hay pastores y pastoras de distintas denominaciones que representan Ministerios, historia, pero que tienen entre otras cosas, un común denominador, y es un compromiso histórico con la revolución; un compromiso social con los pobres.

“Un Gobierno, una propuesta política tiene que ser refrendada con el compromiso que ese Gobierno tiene con el pobre. El pobre en el Evangelio se interpone entre el hombre, entre la sociedad y el Reino”, sentenció.

“Si quieres entrar al Reino de los Cielos; sí Maestro quiero entrar; ok, ¿has cumplido los Mandamientos? Sí desde mi mocedad, mi juventud. Pero te faltó una cosa le dice Jesús al joven rico: Vende lo que tienes, compártelo con los pobres, toma tu cruz y sígueme”, relató.

“¿Qué significa esto? Que ningún rico, ningún ciudadano puede bypasear, puede saltar ese compromiso referencial histórico del pobre, si no cumple con esa misión de ser solidario con el pobre”, advirtió.

Gobierno defiende al pobre

“Este Gobierno del Frente Sandinista, es un Gobierno que tiene como vocación y como principio, la defensa del pobre, la defensa de la vida, gracias a Dios que por Ley, por Constitución, en este país, se defiende la vida desde que está en el embrión de su madre”, refirió el reverendo Casco.

“Aquí no se promueve el aborto, este Gobierno va a defender a capa y espada el derecho a la vida, en todas sus dimensiones, y eso no es un problema ideológico, es un problema de principio, de vida”, añadió.

“Mientras este Gobierno defienda la vida, va a tener el apoyo de los cristianos que defendemos la vida, de los cristianos que promovemos la vida”, dijo.

En su análisis, el reverendo Miguel Ángel Casco expresó que no entiende a un cristiano que apoye a grupos que promueven el aborto en el país.

“Es inconcebible, porque ese es un problema existencial”, resaltó.

Añadió que se pueden tener diferencias doctrinales con alguien, diferencias ideológicas, pero la vida no es ideología, no es filosofía, la vida es la misma esencia de Dios en el hombre. “Por eso es que dice que los creó a imagen y semejanza de Dios”, resaltó.

Indicó que cuando alguien destruye a un ser en el vientre “está destruyendo la imagen de Dios, no un feto”, sentenció.

Dijo que este Gobierno defiende la vida y por eso en el Movimiento dicen: “Apoyamos a este Gobierno porque defiende la vida, en su momento embrionario; apoyamos a este Gobierno porque los pobres son el principal motivo, cuando vemos los programas sociales de Gobierno; cuando vemos ahora incluso se dan pequeños lotes a la gente que no tienen; todo en orden; buscar apoyo para que la gente humilde sin recursos tenga ahí un apoyo: todo ese proceso de apoyo a los pobres, tiene que ver mucho con la visión del Reino de Dios en una sociedad”, afirmó el reverendo.

Un escogido de Dios

“Solo pongo dos ejemplos ahora: El presidente Daniel creemos que es un hombre a quien Dios ha escogido para esta época, para esta etapa, para este momento; y está ahí en el Gobierno, porque es parte de la voluntad de Dios, no es un asunto circunstancial, no es que los astros se alinearon para que él estuviera ahí, tiene que ver con la voluntad de Dios”, explicó.

Hizo ver que en la Carta señalan que han observado históricamente cómo Dios ha venido tratando con el Presidente Daniel y la Compañera Rosario, con su familia.

“Mencionamos tres nombres, de hombres que para los cristianos evangélicos son siervos de Dios, probados, uno de ellos Yiye Ávila, el reverendo Yiye Ávila fue un pionero en ese acompañamiento espiritual y pastoral al Presidente Daniel, siempre que venía a Nicaragua se reunía con él, oraba con él, con su familia”, rememoró.

“Luego, recientemente , el pastor Jorge Raschke, un gran siervo de Dios de la misma generación de Yiye Ávila, que lamentablemente fue vilipendiado cuando estuvo aquí en Nicaragua, por sectores de algunas iglesias, que espero que algún día pidan perdón a Dios por haber hecho esa acción que no solamente no apoyaron la campaña que hicimos con él en la Plaza, sino que lo acusaron y hubo gente tan malvada, que incluso le mandaron a la esposa del reverendo Jorge Raschke fotografías montadas donde lo hacían aparecer con el rostro lleno de sangre y que aquí estaba herido en el país”, relató el reverendo Casco.

Dijo que lo más reciente, un siervo de Dios que nadie puede acusarlo de politiquero, nadie puede acusarlo de ser un hombre falto de entendimiento, de ser inmaduro, de ser carnal como algunos piensan.

“No, para mí, el reverendo David Spencer era un Santo, realmente un Santo, y estos tres hombres tuvieron palabras proféticas para el Presidente Daniel; tuvieron palabras de unción y de bendición”, añadió.

Destacó que “cuando uno ve esas señales, donde Dios utiliza a sus siervos, para dar palabras no solamente de consuelo, sino de también de visión de fututo, uno tiene que decir ‘Dios está actuando acá. Dios se está moviendo por esta vía’”.

 “Entonces, ¿por qué Satanás reacciona tan violentamente queriéndonos destruir la paz, la vida, la seguridad? Porque hay un proyecto de vida en este asunto, hay un proyecto de paz, hay un proyecto de reconciliación”, reflexionó.

Preguntado sobre cómo se explicaba que grupos abortistas coincidieron con sectores de la Iglesia Católica para unirse y actuar contra el Gobierno, respondió que hay que recurrir a la palabra de Dios que es la revelación bíblica: si alguien quiere saber lo que Dios ha dicho tiene que recurrir a su testamento. Tenemos la Biblia, añadió.

 “Primero nos dice que no nos engañemos, que habrá hombres que se vestirán de piel de oveja pero que por dentro son lobos rapaces”, refirió.

“El hecho de que alguien tenga una investidura religiosa no significa que esa persona sea un siervo de Dios; por eso es que desde el principio los mercaderes del templo fueron reprendidos por Jesús, Jesús nos da una clave, él no negoció con los mercaderes del templo, él no los encubrió; él fue frontal contra ellos, Alberto yo no, recreando ese momento, yo no descarto que los mercaderes se acercan al Maestro, le dicen, Maestro vamos a darte el 20% de lo que vendamos, no vamos a darte el 10% como dice la Ley, sino el 20, el 30; más de alguno se acercó para decirle algo y Jesús le dice, ustedes han convertido la Casa de mi Padre en cueva de ladrones”, comentó el pasaje bíblico.

Y los sacó, pero esos mercaderes salieron por una puerta y entraron por otra, dijo.

“Hoy muchos templos religiosos están tomados literalmente por los mercaderes del templo que, si Jesús viniera de nuevo, ya no sería un látigo, quién sabe qué tomaría en sus manos para sacarlos”, advirtió.

 “Ahí están. Este Movimiento tiene también como principio el no encubrir a los mercaderes del templo, denunciarlos, porque si Jesús lo hizo, por qué nosotros no”, prosiguió.

“La otra pista que nos da Jesucristo: ‘por sus frutos lo conoceréis; un árbol no puede dar fruto dulce y un fruto amargo’”, sentenció.

“Jesús nunca dijo por sus dones los conoceréis; por su elocuencia, por su predicación, no: por sus frutos, son los frutos los que determinan la naturaleza de un árbol; igualmente, el fruto de un hombre, de una mujer determina lo que él es. Entonces, si alguien, el fruto que da es de violencia, incitando a la violencia, fraguando muerte y como el obispo que usted señala, incluso él llega a decir ‘yo quiero matarlo, pero no vamos a hacerlo en este momento’, pensó que tenía en su deseo, en su plan, en su sentimiento, ¡en su corazón dar muerte al Presidente de la República!”, expresó.

“Y luego, él dice, si tenemos que aliarnos con los narcotraficantes, no importa; si tenemos que aliarnos con Satanás, no importa; o sea es un personaje sin límites, ese personaje no tiene límites, él tiene capacidad de hacer muchas cosas y hay que preguntarse por qué”.

Añadió que otra de las pistas importantes que nos da Jesús en este sentido “es cuál es nuestro comportamiento en torno a la paz; somos agentes de paz o somos agentes del odio, porque para Jesús la paz es lo fundamental”, hizo ver el reverendo Casco.

Y fue la primera que él dijo después de su Resurrección: “Mi paz os dejo” y también la última palabra que dijo antes de su ascensión. “Para Jesús la Paz es fundamental, y para nosotros también, la paz es como el oxígeno del cuerpo; si alguien no es un pacificador, o administra la paz y la reconciliación; puede tener cualquier título, puede ser pastor, reverendo, obispo, cardenal, lo que sea, pero eso no vale”, explicó.

“Al final de los tiempos dice el Maestro, muchos me dirán Señor, Señor, en tu nombre hicimos esto, en tu nombre lo otro, y él va a responderles: ¡No les conozco, apártense de mí, hipócritas!”, refirió.

“Entonces esas personas se desnudan ante la sociedad, por lo que dicen, por lo que hacen, por sus frutos, eso es lógicamente, una lectura de lo que la Biblia nos enseña y que tenemos que tenerla a mano y tenemos que saber diferenciar entre lo que es un siervo de Dios y lo que es un traficante de la fe, un mercader del templo”, enfatizó.