Ante el juzgado séptimo de distrito penal de juicio de Managua, fueron presentados ocho sujetos integrantes del grupo delincuencial Los Chapulines, que en el periodo del 22 de mayo al 19 de junio cometieron acciones delictivas en distintos sectores de la ciudad de Estelí, ocasionando daños y perjuicios a la sociedad.

Del grupo integrado por 14 sujetos, únicamente ocho han sido detenidos, los que corresponden a los nombres de Otoniel Espinoza, Rubén Guido, Sergio Arróliga, Alex Mauricio Castillo, Oscar Danilo Castro, José Daniel Álvarez, Juan Carlos Contreras y Juan Alfredo Leiva, los que colocaron un tranque en la salida sur de Estelí donde cometieron delitos graves en contra de varios ciudadanos de esa ciudad.

Durante el juicio, se presentó el libelo acusatorio, en el que se hace referencia a que la agrupación era liderada por dos sujetos de nombres Sergio Arróliga y Reynerio Rocha, prófugos, quienes delegaron la función específica a los detenidos de ubicar a delincuentes de la ciudad de Estelí con el fin de apoyar el tranque ubicado en la salida sur de la ciudad, asimismo, les ofrecían determinadas cantidades de dinero, alimentos, armas de fuego, artesanales y morteros.

Los acusados se movilizaban en motocicletas y vehículos livianos para realizar sus fechorías, que habían sido sustraídos en la ciudad, además eran utilizados para realizar el traslado de armas en los tranques de la ciudad. Además, sustrajeron armas a los guardas de seguridad que se encontraban en los diferentes negocios y propiedades de Estelí.

Entre las víctimas directas de los chapulines están, Julio Ernesto Centeno, Alex Castellón Benavides, Mario Narciso Torres, Joseff Jiménez Mendoza, Francisco Pauth Hudiel, José Castellón Rojas.

El Ministerio Público, ante la autoridad judicial expresó que considera que los acusados han incurrido en los ilícitos de crimen organizado, entorpecimiento de servicios públicos, asociación para delinquir, fabricación, tráfico, tenencia y uso de armas restringidas, sustancias o artefactos explosivos, robos agravados, amenazas con armas, secuestro simple y daños, ante lo cual solicitó castigo para los autores de los delitos antes expuestos.