La compañera Rosario Murillo, vicepresidenta de Nicaragua, envió un fuerte abrazo a los hermanos venezolanos ante la partida a otro plano de vida del hermano, revolucionario y ex canciller de Venezuela Alí Rodríguez Araque, quien falleciera este lunes 19 de noviembre en La Habana.

“A nuestro querido compañero presidente constitucional de Venezuela Nicolás Maduro, a la vicepresidenta Delsi Rodríguez y al canciller Jorge Arreaza, mostramos nuestra solidaridad ante la partida a otro plano de vida del intelectual, político e hijo de la Patria Grande”, subrayó la compañera Rosario en su mensaje del mediodía de este martes.

“Mandamos un abrazo a toda su familia bolivariana y a todo el pueblo venezolano en estos momentos, seguros de que el legado de Alí prevalece en las esperanzas, las luchas y los sueños de la familia venezolana”, agregó la vicepresidenta Rosario Murillo.