La Compañera Rosario Murillo, Vicepresidenta de Nicaragua destacó que el país se prepara en grande para celebrar las purísimas y las navidades en acción de gracia y clamor a Dios, a nuestra Madre María en el caso de los católicos.

Destacó el clamor de paz, de reconciliación y unidad, instalando todos los días la cultura de paz, es cultura de reconciliación y paz que avanza ya en nuestro país. “Esa cultura de reconciliación y paz que estamos retomando de tiempos todavía más difíciles y que fue exitosa, la estamos actualizando y será más exitosa. Estamos seguros, porque sabemos que de Dios viene nuestra salvación y nuestra salvación en Nicaragua es la reconciliación y la paz, nuestra roca, nuestra salvación, nuestro refugio viene de Dios”, subrayó.

Agregó que “trabajamos todos los días en nombre de Dios, invocando el nombre de Dios estamos clamando bienaventuranza todos los días para que nuestra Nicaragua avance, en paz, en trabajo, en unidad por el bien común, en seguridad y hacia los tiempos mejores que Dios tiene para nuestro país”.

“En Él está nuestra esperanza, en Dios reposamos nuestra roca, nuestra salvación, nuestro refugio”, aseveró.

La vicepresidenta hizo lectura del Salmo 62 de la Santa Biblia:

7 En Dios está nuestra salvación y mi gloria;
En Dios está nuestra roca fuerte, y mi refugio.
8 Esperad en él en todo tiempo, oh pueblos;
Derramad delante de él vuestro corazón;
Dios es nuestro refugio. Selah
10 No confiéis en la violencia,
Ni en la rapiña; no os envanezcáis;
Si se aumentan las riquezas, no pongáis el corazón en ellas.
11 Una vez habló Dios;
Dos veces he oído esto:
Que de Dios es el poder,
12 Y tuya, oh Señor, es la misericordia;

“Y el poder de Dios se ha manifestado en nuestro país, trayendo precisamente la seguridad, la paz, fortaleciendo la unidad, fortaleciendo la reconciliación para la unidad, fortaleciendo en cada uno de nosotros la fe, la esperanza, el sentido de familia, de comunidad, así vamos adelante”, finalizó.