La Compañera Vicepresidenta Rosario Murillo destacó este mediodía que los emprendimientos son una iniciativa del pueblo que ha florecido en medio del odio terrorista y reiteró que con ellos se está forjando una cultura emprendedora victoriosa.

Anunció que esta semana se realizará una reunión especial de Gobiernos Locales para afianzar todas las actividades de esta temporada festiva. “Porque es diciembre, casi estamos en diciembre, ¡qué lindos que se ven los altares en la Avenida de Bolívar a Chávez, 50 altares para cantarle a María, para cantar, además, el clamor de bienaventuranza!”, exclamó.

“Acción de Gracias y clamor de Bienaventuranza. Nuestra Nicaragua va adelante, no lo dudemos, Nicaragua está hecha de vigor y de gloria y nos ilumina aquí un sol que no declina y es el sol que está alumbrando ya las nuevas victorias, con la fuerza de Darío, con la fuerza de Sandino y con la fuerza imbatible, invencible, invicta, del pueblo nicaragüense”, añadió.

“Por mucho que se empeñen en hacer daño todavía esos amargaditos que quedan por ahí, la victoria es del cariño, del respeto, la victoria es de la dignidad nacional, la victoria es de la reconciliación, la victoria es de una cultura y para una cultura de paz que prende en toda Nicaragua”, dijo.

“Estamos hechos para la libertad, estamos hechos para la humanidad, Nicaragua Navidad en Sol de Libertad. Esta libertad que sentimos y que vemos en todos los municipios en todos los lugares, de recreación y de devoción en todo el país, cada fin de semana y todos los días”, proclamó.

“Los hermanos, las hermanas, las empresas, los emprendimientos que han florecido, cantidad de nuevos emprendimientos, en esa cultura emprendedora victoriosa, que hay quienes desprecian llamándole economía de fritanga”, resaltó.

“Porque piensan que solo los pudientes pueden. El pueblo nicaragüense, trabajador, laborioso y victorioso puede y puede bastante. Lo ideal sería que estuviéramos todos unidos después de semejante barbarie, para recuperar la senda de bien común pero bueno, vamos todos los nicaragüenses de bien común y buena voluntad a trabajar juntos, todos los que no tenemos amarguras en nuestros corazones”, dijo.

“Todos los que no somos ácidos, los que no somos agrios, los que tenemos buen corazón, buena alma, buena esperanza, los que clamamos por bienaventuranza, le damos gracias a Dios todos los días por la vida y el trabajo”, recalcó. 

“Y los que nos reconocemos en esta ruta emprender, aprender y prosperar”, concluyó.