Recientemente se presentó en Lima Perú, el informe del II Foro de Paz y Solidaridad con Nicaragua. En el mismo  participaron el congresista Manuel Dammert y el presidente del comité Amigos de Nicaragua, Gustavo Espinoza.

El núcleo central del acto, sin embargo, lo constituyeron los informes de Luxiba García y Jorge Pizarro: los compañeros peruanos que participaron en el II Foro por la Paz y la Solidaridad con Nicaragua.

Luxiba García destacó la necesidad y la obligación de esclarecer la asonada golpista que el gobierno y el pueblo nicaragüense sufrieran durante tres meses en este año que va terminando y que fuera motivo de información, reflexión y conclusiones en los Foros de Paz y Solidaridad con Nicaragua realizados el 25 y 26 de Octubre pasado en Managua, ”a los cuales tuvimos el honor de asistir y en los que tuvimos oportunidad de escuchar de primera fuente autorizada (las más altas autoridades del país, ministros de estado, dirigentes de la Asamblea Nacional, dirigentes del Frente Sandinista de Liberación Nacional, autoridades eclesiásticas, líderes vecinales, de organismos femeninos, juveniles, etc.) y, aunque no soy oradora, ahora tengo la imperiosa necesidad de transmitir su mensaje, porque como sabemos a veces, callar es mentir y lo que queremos es la verdad y difundirla, hacerla carne en cada uno de nosotros, para que crezca “como crece la sombra cuando el sol declina".

Dijo que la asonada no empezó ahí, fue fruto del afán injerencista, guerrerista e intervencionista del Tío Sam y de sus lacayos vendepatrias, desde el mismo momento en que el Frente Sandinista de Liberación Nacional ganó las elecciones por primera vez y que se hizo más sutil cuando el mismo Frente Sandinista de Liberación Nacional, con el Comandante Daniel Ortega a la cabeza, fuera elegido nuevamente en el 2007 con el 38% de los votos, después de un lapso de 17 años en que la derecha retomó el gobierno y cuyo mandato fuera mayoritariamente ratificado en las elecciones generales del 2017, donde el Frente Sandinista de Liberación Nacional triunfó con el 72% de los votos. 

Destacó que en este último periodo de 10 años, el gobierno del Frente Sandinista de Liberación Nacional ha ido revertiendo la situación de pobreza extrema, de desigualdad, al lograr un crecimiento del 4.9% en el 2017, y en promedio en esos 10 años, del 5.2%. Estas cifras económicas, más la aplastante victoria del Frente Sandinista de Liberación Nacional, colmaron la paciencia del Pentágono, de la CIA, del BID, del BIRF, etc.

PERU1

Y comenzó la ofensiva directa buscando pretextos: el incendio en la Reserva Natural Indio Maíz, que hubiera sido una catástrofe nacional, que dio pie a que los medios de comunicación masiva culparan a Daniel y Rosario de haberlo provocado, acusándolos además de no hacer nada para apagarlo, etc., etc. Me pregunto si similares acusaciones le hacen ahora a Trump, ya que en California, USA, hay un incendio tan grande o peor que el de Indio Maíz, que ha destruido Malibú, ciudad donde viven los ricos y famosos”.

 “Cuando el incendio se apagó por obra de la naturaleza (llovió copiosamente), el segundo pretexto fue el de las Reformas en el Sistema de Seguridad Social, concretamente en el rubro de la jubilación. El gobierno derogó casi inmediatamente las modificaciones legisladas al respecto, sin embargo todas las redes sociales, los canales de tv, la prensa escrita y de radio, siguieron azuzando al respecto; estaba claro: el objetivo era el gobierno. Pero una nueva mentira fue difundida como letanía, una y otra vez; esta vez se trató de una mentira enorme: la muerte a manos de la policía de un estudiante. Sobre todo las redes sociales fueron las que explotaron con la difusión de esta mentira que generó el atrincheramiento en los tranques, que empezaron en la universidad y luego se extendieron a los barrios”.

 “El gobierno, como ya es de todos conocido, inmediatamente propuso el Diálogo como la forma eficaz para resolver los malentendidos y las reclamaciones; participaron representantes de los empresarios, de la sociedad, civil, de los estudiantes, del gobierno y las más altas autoridades de la Iglesia Católica. Ellos exigieron que la Policía fuese acuartelada y que el Ejército no participe. Esas peticiones fueron aceptadas y, en lugar de levantar los tranques, la Iglesia exigió la renuncia del Gobierno Sandinista, de las autoridades de todos los niveles. Es decir, rompieron el Diálogo y alentaron la subversión, incluso convirtiendo sus iglesias en centros desde los cuales salían los tranquistas a asaltar, secuestrar, robar, incendiar, etc. y en los cuales se escondían las armas. Reproducir las arengas de los sacerdotes a hacerlo sería muy duro, por lo que voy a abstenerme de hacerlo. Muchos fieles sandinistas fueron expuestos y luego botados de las iglesias. Ya ha quedado demostrado que las más altas autoridades de la Iglesia estuvieron conspirando y dando lineamientos para esto. Estoy segura que esos sacerdotes, como Hernando de Luque, en su oportunidad, representan un lado de la iglesia; soy consciente que hay sacerdotes, teólogos, pastores, etc. que sí están a favor de las luchas del pueblo nicaragüense y son respetuosos de su libre determinación”.

“La barbarie llegó a extremos inhumanos como quemar vivos a personas por el hecho de ser sandinistas, o policías; o a quemar viviendas de sandinistas, a secuestrar, torturar; en fin, la lista es muy larga”.

“Los daños causados son cuantiosos en términos de infraestructura: caminos, edificios, universidades, monumentos históricos; la pérdida de miles de puestos de trabajo, de pequeñas empresas, de medios de comunicación; es decir, en términos económicos. Sin embargo, la pérdida de valores históricos que han sido destruidos; la pérdida de confianza entre familiares, amigos, colegas; de hogares, de vidas y de salud de jóvenes, niños y mujeres; es decir, lo que no es cuantificable, pero que es vital en toda sociedad, ha sido fuertemente golpeada y mellad”.

“La barbarie ha sido derrotada y el pueblo y el gobierno nicaragüense están reconstruyendo no sólo lo material; sino, principalmente, lo inmaterial. Están luchando para que los niños y los jóvenes recobren la tranquilidad que perdieron en esos tres meses de horror; para que continúen en su camino de construcción de una sociedad más justa, más humana, para recuperar sus tradiciones que quisieron destruir al incendiar sus centros artesanales, sus patrimonios de la nación como Masaya, Estelí y León, por ejemplo”.

“Hemos podido comprobar el rol fundamental que la mujer y los jóvenes tienen en la vida política, económica y social de Nicaragua y en la lucha contra los enemigos de su patria”.

“Hemos podido ver la belleza de Nicaragua, en Managua, (para muestra basta un botón), donde las rotondas, los árboles de la vida, las amplias avenidas, los estadios, bibliotecas, museos, parques, nos dieron la certeza que el pueblo y el gobierno nicaragüense están construyendo nuevamente su camino de paz y de desarrollo sostenido y, como ellos dicen: “han mellado nuestra economía, nos va a costar retraso en algunos programas sociales y en obras de desarrollo, pero vamos a profundizar nuestro esfuerzo y lo vamos a lograr más pronto”. Hemos sido testigos de la construcción de un hermoso malecón llamado Salvador Allende, donde las familias, jóvenes, ancianos pueden disfrutar de juegos, comidas y de la belleza de uno de los dos lagos de Nicaragua. El turismo está siendo recobrado”.

En la Declaración del Simposio Ecuménico por la Paz, se dice: “NO ES SUFICIENTE HABLAR DE PAZ, SE DEBE HACER LA PAZ”.

“Nicaragua está unida en un objetivo claro: Construir una sociedad de amor y paz; nos piden que los ayudemos difundiendo la verdad; que no permitamos que la mentira sea difundida; piden que los ayudemos a encontrar a quienes fueron capaces de querer destruir su país; a deslegitimar a las autoridades eclesiásticas que han olvidado su labor pastoral y la han convertido en labor de odio. ¡Hasta la victoria siempre! ¡Viva Nicaragua Sandinista!”.

“Los peruanos tenemos mucho que aprender de Nicaragua”

Por su parte Jorge Pizarro Pacheco destacó que compartió con participantes de Argentina, Chile, Bolivia, Uruguay, Ecuador, Venezuela, Panamá, Costa Rica, Honduras, El Salvador, República Dominicana, Cuba, Santo Domingo, México, Canadá, España, además de nicaragüenses en Estado Unidos. Todos ellos, dirigentes políticos, sociales, autoridades de los Gobiernos de Cuba, Venezuela, El Salvador, todos con una manifiesta voluntad integracionista.

“Hemos sido testigos de los testimonios de autoridades políticas, religiosas, dirigentes sociales, dirigentes del partido sandinista, de la juventud sandinista, expertos en manejo de redes, familiares de las víctimas; en jornadas de 9 de la mañana a 9 de la noche; así como también hemos conversado con ciudadanos en las calles de Managua, Masaya y Granada, en los días posteriores”.

“Los distintos participantes hemos tenido la oportunidad hacer consultas, de expresar nuestro punto de vista y solidaridad explícita y franca; hemos recibido no solo el testimonio narrativo sino hondamente emocional, a tal punto de que el delegado boliviano en el momento de su intervención derramó lágrimas al finalizar su discurso”.

“Llevé varias preguntas en mi conciencia. Al escuchar cada uno de los testimonios, me preguntaba si la decisión del Gobierno sandinista de guardar a la policía, no responder a los viles ataques de los tranques en las calles principales, del incendio de emisoras de radio, de derribar un árbol de la vida que aplastó y mató a un periodista, de secuestrar durante tres meses municipios y autoridades municipales, de contemplar la persecución a los dirigentes sandinistas, era una decisión correcta. Al finalizar las largas horas de testimonios quedé convencido que efectivamente la política de diálogo y no confrontación era la que la propia ciudadanía y las autoridades consideraron como la mejor, la de menor costo social. Les dio ventaja, pero permitió, con toda la ciudadanía movilizada, y la conciencia clara, responder a los propósitos golpistas de los sediciosos. Es indudable, que la experiencia política del sandinismo y la plena conciencia del contexto internacional, les dio claridad y asertividad”.

“He recordado el discurso de la alcaldesa de Granada, cuando vi el municipio de esa histórica y bella ciudad, totalmente destruido por el incendio, en la misma Plaza de Armas. Impresionante. De las autoridades de Masaya, una ciudad secuestrada por tres meses, que liquidó el turismo y el trabajo, traumó a la niñez y a todos en posición pasiva, de no respuesta ante el vil ataque sedicioso y terrorista. La alcaldesa de Granada remarcó: Somos 153 alcaldías, de las cuales 135 (88%) son sandinistas y solo 18 (12%) son de la oposición, por eso se han ensañado con las alcaldías, hemos sido atacadas quemadas, saqueadas. Se eligieron el año pasado, el 2017.”

“Otra pregunta profunda fue por qué tanta maldad, qué proyecto político está detrás de la destrucción de la infraestructura, de torturar y quemar a policías y militantes sandinistas; Nicaragua es un país pequeño, mide poco más que la décima parte del Perú; sus ciudades son coloridas y alegres, el clima tropical, las calles de Managua están impecables y no hay baches; tampoco la carretera que en 4 horas te lleva a Honduras”.

“Es un bello país. Su población de 7 millones de habitantes tiene la dignidad de haber, los bisabuelos, derrotado, con Augusto Sandino al frente, a los marines norteamericanos de 1926 a 1933; los abuelos y padres y madres, a 43 años de cruel dictadura somocista; y el 19 de julio de 1979 de haber tomado el poder y expulsado al dictador Somoza. Los hermanos y ellos mismos, a 17 años de un gobierno de la cruda derecha (1990-2006) que dejó en el analfabetismo, la pobreza, la falta de energía y mayor desigualdad a la nación entera”.

Destacó que conversando con los delegados participantes de Centroamérica, de El Salvador, Costa Rica, Honduras, Panamá; así como los participantes de Caribe: Santo Domingo y Cuba, es evidente que existe un particular proceso histórico centroamericano. “A mi entender con México y Cuba con importante papel en todo este proceso. El imperialismo norteamericano desde 1823 impone la Doctrina Monroe a sangre y fuego, como se narra en Cien Años de Soledad. Participantes de El Salvador y Honduras habían participado con brigadas militares solidarias junto al Frente Sandinista en la toma del poder en hacia 1979. Y viceversa también sandinistas han participado con el Frente Farabundo Martí en el Salvador. Daniel Ortega es un dirigente con estudios político-militares en Cuba”.

Entonces, como lo dice el Manifiesto Final del Foro: se fijaron en Nicaragua Sandinista porque el Gobierno de Daniel Ortega logró una gran experiencia en materia de beneficios sociales a los sectores más pobres y postergados, que se benefician con los siguientes programas:

Las Casas Maternas. Instalaciones de baja complejidad en donde se albergan mujeres embarazadas, que en su mayoría habitan zonas de difícil acceso, que se desplazan con anticipación desde sus hogares para la espera del parto.

Programa de Microcrédito “Usura Cero”. Crear oportunidades para que las mujeres, organizadas en grupos, puedan beneficiarse de préstamos para mejorar pequeños negocios o realizar nuevos emprendimientos. Se inició el 2007.

Todos con Vos. Programa del MINSA que atiende a personas con discapacidad y a su núcleo familiar, en sus problemas de salud: proveen de paquetes alimentarios, colchonetas, sillas de ruedas, aparatos auxiliares para caminar, como andariveles, bastones, así como tienen garantizados exámenes como resonancia magnética y tomografías.

Merienda Escolar. Programa estratégico del Ministerio de Educación para contribuir al mejoramiento de las condiciones de educación, nutrición y cultura alimentaria de los niños, jóvenes y adolescentes desde los centros educativos.

Plan Techo. Programa por medio del cual entregan insumos básicos: 10 láminas de zinc y dos libras de clavos; para mejorar las viviendas de las familias más pobres.

Amor para los más chiquitos y chiquitas. Tiene como objetivo la estimulación temprana de los niños y niñas menores de seis años, proceso que inicia desde el periodo prenatal: Lactancia materna, vigilancia promoción crecimiento y desarrollo, vacunación, salud y nutrición.

Patio Saludable. Tiene como objetivo prevenir y mitigar la crisis alimentaria, fortaleciendo la seguridad alimentaria de las familias nicaragüenses, a través de la siembra de plantas frutales, cítricos, hortalizas, especias y enramadas en los patios de los beneficiarios.

Casas para el Pueblo. Construcción y entrega de viviendas sociales a la población en situación de pobreza residente en zonas rurales y urbanas. Las viviendas se financian con créditos a 2º años. A través del programa se busca garantizar el acceso de los niños y niñas a viviendas dignas provistas de los servicios básicos de agua, alcantarillado y sanitario.

Todos estos programas certificados por su éxito por los organismos internacionales.

Eso el imperialismo yanki no lo podía permitir y la oligarquía nativa y la Iglesia antipatriota tampoco.

Dijo que hizo uso de la palabra para informar a los participantes de la publicación del libro de Amigos de Nicaragua, sobre los hechos ocurridos desde el 18 de abril; “así como también informamos sobre la lucha del pueblo peruano contra la corrupción, el neoliberalismo y que enfrentando a las oligarquías internas, enfrentamos a la vez al imperio, en particular en el Perú, con una política exterior continuista de PPK de los “perros mansos” que constituyó el Grupo de Lima para atacar a Venezuela y los gobiernos progresistas de Latinoamérica”.

Dijo que el pueblo nicaragüense es cálido y hospitalario, anhela vivir en paz, conoce lo que es vivir en contra de una cruel dictadura somocista, enfrentar militarmente al imperio.

“Nuestro compromiso solidario es comunicar esta realidad, formar comités Amigos de Nicaragua en todo el Perú”.

“Si la derecha y el imperio quiere un cambio de Gobierno, que gane las elecciones, ahora están divididos, no obstante, la mitad de los canales de televisión son de la oposición más iracunda y perversa, que aquí en Lima, no he visto; los diarios se despachan con inmensos titulares opositores, sin ningún respeto ni ponderación contra el presidente de la República, fuera de todo parámetro ético periodístico o académico. Una prensa de guerra civil”.

Finalmente, dijo que la derecha y el imperio apuntan contra Daniel Ortega y Rosario Murillo, pero no es así, están en contra de un partido sandinista firme, de jóvenes en las calles, autoridades y un pueblo movilizado. Las grandes avenidas terminan en construcciones donde están presentes inmensas imágenes de Augusto Sandino, Carlos Fonseca, Tomás Borge, Salvador Allende, el Che Guevara, Hugo Chávez.

El Imperialismo no pasará.