Tomarse una exquisita tasa de café capuchino compuesto de 1/3 de café exprés, 1/3 de leche 1/3 de espuma, no es nada del otro mundo, lo puede encontrar en el mercadito campesino o este fin de semana en el Parque Nacional de Ferias.

Nos referimos al trabajo que viene haciendo el emprendedor Jason Aguirre quien tiene su pequeño negocio identificado con la franquicia “Café entre volcanes”, un negocio familiar que nació con el café caraceño.

El tipo de café que quiere consumir el cliente, Jason se lo prepara al instante ya que cuenta con los equipos necesarios, entre ellos una cafetera exprés para procesar y elaborar diversos tipos de café.

Cuenta el emprendedor que ese exquisito café lo cultiva con su familia durante la mitad de año en el departamento de Carazo y después del café “cruzamos al vinagre, que viene de la isla de Ometepe”.

BATIDOS1

¿Porqué la mezcla de café y vinagre?

Cuando se le preguntó al joven del porqué el negocio familiar del café se amplió al vinagre, Jason dijo que eso viene de una mala experiencia que vivió un familiar de productor de plátano en la isla del Lago Cocibolca.

Como al familiar se le echó a perder todo el plátano verde, “entonces procedimos a fermentar el plátano maduro y así crear una línea de vinagre y encurtidos que también ofertamos”.

“Nuestra línea de producción es todo lo que sea natural”, dijo el joven protagonista quien viene siendo apoyado con capacitaciones y otras facilidades que le presta el Ministerio de la Economía Familiar (MEFCCA), porque producimos café, vinagre, una línea de pinol y policereales.

Con respecto al tiempo que lleva el negocio familiar Jason dijo que con el café ya lleva año y medio y la línea de vinagre lleva seis meses y “la gente le ha dado una buena aceptación al vinagre y el café porque ya que cansaron de lo artificial que hay de esos productos".

Jueves y viernes el café lo están ofertando en el mercadito campesino ubicado en la carretera a Masaya, sábados y domingo “estamos en el Parque Nacional de Ferias pero también tenemos proyectado abrir una tienda de café en el centro de Managua donde podamos vender nuestros productos”, dijo.

Agradeció el apoyo que el Mefcca le viene prestando el que se inició desde que participó en una feria Expopime y “desde entonces nos han invitado y estamos trabajando con ellos para tener mejores productos, nos ha ayudado bastante a dándonos a conocer”.

Con respecto a la línea de café que oferta está el tostado medio y el tostado clásico, la bolsa de 200 gramos cuestan 50 córdobas y el de 400 gramos 100 córdobas.

En los vinagres botella de 16 onzas cuesta 35 córdobas, de 750 ml sale a de 70 a 100 córdobas, “son precios favorables”.

BATIDOS1

BATIDOS1

 

BATIDOS1

BATIDOS1