La iniciativa fue enviada con carácter de urgencia por el Presidente de la República, comandante Daniel Ortega Saavedra, como parte de la política de restitución de derechos que impulsa el Gobierno Sandinista al abrir más espacios de participación a las mujeres nicaragüenses.

La diputada Martha Marina González, presidenta de la Comisión de la Mujer, manifestó que con la aprobación de esta reforma se está dando un paso más en todo el trabajo que se ha venido haciendo de cara a lo que es la igualdad y la complementariedad entre hombres y mujeres.

González señaló que la aplicación de esta normativa será de carácter “obligatoria” para todos los partidos políticos,  no obstante, subrayó que aún falta mucho camino que recorrer en cuanto al fortalecimiento del liderazgo de las mujeres.

Para el presidente de la Comisión de Municipios, Juan Ramón Jiménez, la reforma aprobada también es muy importante ya que le da más voz y voto a las mujeres dentro de las localidades.

“Yo creo que esta es una reforma trascendental para el país y principalmente para la mujer que va a tener voz y voto en todas las decisiones del poder local”, manifestó.

Igual se mostró el diputado Edwin Castro, jefe de la Bancada Sandinista, para quien este jueves se ha dado “un paso agigantado y  trascendente en Nicaragua y en el mundo”.

Castro señaló además que la reforma contempla una complementariedad en el trabajo local, al dejar plasmada la necesidad de que en los gobiernos  locales haya un alcalde varón y una vicealcaldesa , o viceversa.

“El machismo solo lo erradicamos de la sociedad si lo vemos como un problema social de hombres y mujeres”, indicó el legislador.

La reforma  a la Ley de Municipios también estipula mayores funciones a los vicealcaldes y vicealcaldesas de todo el país.

Cabe destacar que Nicaragua además se ubica en el séptimo lugar del mundo en  cuando a la mayor cantidad de escaños legislativos cuyos propietarios son mujeres.