Doña Teresa del Socorro Muñoz, de Villa Vallarta, quien perdiera su vivienda durante las torrenciales lluvias de octubre, estrenó una vivienda solidaria muy emocionada por los gestos de solidaridad y el acompañamiento recibido por el Gobierno Sandinista y el hermano pueblo de Taiwán.

Se me inundó todita y se me mojó todita. Ahora me siento bien, gracias a Dios, al Comandante y al embajador. Aquí vivimos 6 personas, dos niños y cuatro adultos”, afirmó sin encontrar palabras para expresar su felicidad.

El embajador de Taiwán en Nicaragua, Jiame Chin-Mu Wu, reconoció la necesidad para el ser humano de una casa digna y segura, por lo que como pueblo hermano se han dispuesto a colaborar con esta noble tarea emprendida por el Gobierno Sandinista.

Felicitarles a todos ustedes por tener un Presidente como el Comandante Daniel Ortega y la Compañera Vicepresidenta Rosario Murillo, que siempre están preocupados por las familias que han sido afectadas por las inundaciones. Con los pocos recursos que Taiwán colabora, la Alcaldía lo aprovecha hasta lo máximo, para construir, para reconstruir las casas destruidas”, afirmó.

En ese sentido, el vicealcalde Enrique Armas, refirió que esta es la casa solidaria número 18 entregada para responder las afectaciones de la emergencia vivida el mes pasado.

Una vez más el Gobierno solidario de Taiwán y la misión de Taiwán en Managua extiende su mano amiga a Nicaragua, al Gobierno de Nicaragua, a todos los nicaragüenses, respaldando al pueblo, respaldando a los habitantes de nuestra Managua, en éste caso, al entregar, al financiar, al donar ésta vivienda solidaria”, precisó.