La vicepresidenta compañera Rosario Murillo, destacó el mensaje del papa Francisco, que se refirió a los chismosos, las chismosas y el terrorismo de la mentira que es capaz de matar.

“Nos llamó la atención que hoy el papa Francisco advierte en una prédica que hizo, que los chismes matan, y que los chismosos y chismosas, dice el papa Francisco de manera dura categórica, son terroristas”, comentó la compañera Rosario Murillo.

“Y luego en el desarrollo de la prédica dice: Los chismosos y las chismosas son gente que mata a los demás. La lengua mata, es como un cuchillo. El chismoso y la chismosa es un terrorista, tira la bomba a los demás y se va tranquilo. Tengan cuidado. Esto fue en una audiencia general celebrada en la Plaza de San Pedro”, relató.

La vicepresidenta comentó que el pontífice reflexionó sobre los Diez Mandamientos para los católicos, y dijo: “No dirás falso testimonio ni mentirás. Señaló que prohíben falsear la verdad en las relaciones con los demás”.

“Es grave vivir de comunicaciones no auténticas, porque impide las relaciones recíprocas y el amor al prójimo. Donde hay mentiras no hay amor”, fue otra de las advertencias del papa.

“Dijo que los católicos deben comunicar la verdad con sus discursos, o más que con sus discursos con su testimonio. No dar falso testimonio ni mentir implica vivir como hijos de Dios, dejando que en cada acto se refleje que él es nuestro Padre y que confiamos en él. Ha pedido a los medios de comunicación en especial mostrarse contrarios a los rumores en la iglesia y que se protejan contra las noticias falsas y que busquen la verdad”, resumió la vicepresidenta.

“Cuánta razón tiene el Papa, el Santo Padre, cuánta razón. Cuánto dañan las noticias falsas, las mentiras, el terrorismo de las mentiras, de las falsedades, de los falsos testimonios, cuánto dañan. Hay países donde ha muerto gente por noticias falsas”, comentó.

“Eso es muy triste y como dice el Santo Padre eso es terrorismo. Mentir y con la mentira matar a los demás. La lengua mata, es como un cuchillo, el chismoso y la chismosa son terroristas. Tira la bomba y se van tranquilos. Los mentirosos son terroristas, aquellos que atentan contra la paz con mentira son terroristas. El que tiene oídos para oír que escuche estos mandamientos, estas frases basadas en los mandamientos, estos mandatos deberíamos, si somos católicos, escucharlos, porque mentir implica no vivir como hijos de Dios. Eso ha dicho el Santo Padre esta mañana y nos ha llamado a protegernos contra las noticias falsas, la plaga de este tiempo”, valoró la vicepresidenta.