Desde muy tempranas horas de este miércoles, pescadores de las costas del balneario de Masachapa, en el municipio de San Rafael del Sur, se dispusieron a dar inicio a su faena cotidiana que se desarrolla con total normalidad, sin afectación alguna por el fenómeno conocido como marea roja.

A pesar de la manipulación que se ha pretendido promover acerca del fenómeno de la marea roja, los pescadores no han detenido su trabajo afirmando que ellos subsisten de la pesca y venta de diario, extrayendo importantes cantidades de mariscos, entre ellas pargo, dorado, macarela, jurel y bagre.

Eduardo Gutiérrez, pescador de la zona manifestó que en esta temporada la variedad que más está saliendo es dorado, agilizando la actividad comercial, tomando en cuenta que Masachapa es uno de los sitios con mayor registro de ventas.

"La pesca está muy buena, sin embargo, han intentado afectar nuestras ventas diciendo que en nuestras costas está presente el fenómeno de la marea roja, lo cual es falso, aquí ha venido el Ministerio de Salud y la Fuerza Naval, hicieron muestreo de agua y aquí no hay afectaciones. No queremos que los manipuladores sigan inventando noticias falsas, aquí estamos trabajando tranquilos, sacando nuestros peces y vendiéndolo a los mismos precios", expresó.

Alrededor de 500 pescadores trabajan en las costas de Masachapa, quienes comparten labores con un grupo de 150 mujeres que se dedican al fileteado y comercialización de los mariscos.

"Nosotros no vendemos productos contaminados, aquí vino el Minsa a conversar con nosotros y constataron que todo está normal. Algunos medios de comunicación dijeron que había peces muertos y tortugas en las costas, lo cual es falso, si ustedes ven aquí no hay nada anormal, por esa razón invitamos a las familias a que sigan consumiendo pescados, no vamos a permitir que afecten nuestro trabajo con sus mentiras y manipulaciones", dijo Calixto Gutiérrez.

Mujeres al frente de sus negocios

Filetear y comercializar de manera ambulante los mariscos es la labor que realizan las mujeres del sitio, ellas junto a los varones se esfuerzan por sacar adelante a sus familias y ante las pretensiones desestabilizadoras del golpismo y sus secuaces, ellas afirman que siguen trabajando y ofreciendo un producto de calidad.

"Gracias a Dios estamos trabajando con normalidad, la pesca no se ha detenido e invitamos a las familias a no temer al momento de ingeris pescados, la marea roja afecta a las conchas, almejas y aquí nosotros ofrecemos barracuda, jurel y a precios baratos", subrayó Idalia Cerda.