El Ministerio de Economía Familiar, las alcaldías de San Juan de Oriente, Catarina y la embajada de China-Taiwán, realizaron la presentación del lanzamiento del proyecto "Un Pueblo, un Producto".

El proyecto a través de las instituciones que lo acompañan, persigue que los artesanos logren en los próximos dos años elevar la productividad y la calidad de sus productos, sin perder la idiosincrasia de su pueblo de origen, creando como resultado una artesanía con marca país.

El pequeño y mediano producto, al lograr productividad y rendimiento, contribuye a que el país y sus habitantes poco a poco salgan de la pobreza.

Josefa Torres, secretaria general del Mefcca, indicó que se erradica la pobreza dando valor agregado a los productos que los artesanos realizan, como se hace en San Juan de Oriente con la artesanía en barro, tan famosa a nivel nacional.

"Buscamos que cada una de las comunidades se vayan conociendo por lo que hacen y mejorar la producción para tener la capacidad de poderla exportar", aseguró Torres.

El gerente de proyecto de China-Taiwán, Jovi Su detalló que se trabajará en el fortalecimiento y tecnificación de los recursos humanos para potencializar sus productos, con el objetivo de ser competitivos conservando su propia identidad e idiosincrasia.

"En ese proceso vamos a capacitarlos en materia bruta, diseño, fabricación de tecnología, promoción y Comercial, todo comercializado en una marca nacional llamado Otop Nicaragua".

Eddy Gallegos, alcalde de Catarina, expresó que el fuerte de este municipio es la artesanía hecha con bambú y por supuesto, el turismo.

"El proyecto nos dará herramientas para mejorar. Hace cuarenta años nadie soñaba con una Catarina turística y ahora hay resultados de crecimiento, pero apenas estamos comenzando así que hay que seguir en nuestra formación".

"San Juan de Oriente y Catarina son dos pueblos que nos divide una calle, pero cada uno tiene una identidad distinta y tenemos que aprovechar ese potencial a través de este proyecto. Queda un gran reto por delante y es un proceso de cambio".

Francisco Calero, vice alcalde de San Juan de Oriente dijo: "Estamos entusiasmados con este proyecto, tenemos el potencial y esperamos seguir avanzando".

Finalmente, la protagonista, Mariela Ticay, artesana de barro, manifestó: "Esperamos que sea un éxito para estos pueblos, agradecemos al presidente por preocuparse por los artesanos y a Taiwán que nos han dado la mano bajo las circunstancias en la que hemos estado y esperamos dar las mejores ideas y capacidades para sacar adelante el proyecto con mucho éxito", finalizó.