En Islandia, un país con poco más de 330.000 habitantes, la suerte puede jugarte una mala pasada. Llegar a ligar o incluso enrollarse con un primo no es allí tan complicado como podría parecer. Por eso una nueva aplicación para teléfonos multifuncionales está ayudando a los islandeses a evitar el incesto accidental. La aplicación permite a los usuarios juntar sus teléfonos y emitir una alarma de advertencia si las personas tienen un vínculo cercano.

Algunos consideran la aplicación una solución necesaria a una forma de vergüenza social muy islandesa. "Todos han escuchado la historia de ir a una reunión familiar y encontrarse a una chica con la que salieron hace tiempo", aseguró Einar Magnusson, diseñador gráfico en Reikiavik, la capital de Islandia. "No es una sensación agradable cuando uno se da cuenta de que esa chica es una prima segunda. La gente puede pensar que es gracioso, pero la aplicación es una necesidad".

La Islendiga-App, "Aplicación para Islandeses", es una idea que tal vez sólo sea posible en Islandia, donde la mayoría de la población comparte descendencia de un grupo de vikingos que se asentaron en el siglo IX y donde las bases de datos de internet contienen detalles genealógicos de casi toda la población.

La aplicación fue creada por tres estudiantes de ingeniería de la Universidad de Islandia para un concurso donde se convocó a dar nuevos usos creativos al Islendingabok o el Libro de los Islandeses, una base de datos digital de los residentes y sus árboles genealógicos que datan de 1.200 años.