En los juzgados de Managua inició el juicio contra 9 individuos que, durante el mes de junio, sembraron el terror, la muerte y la zozobra entre las familias del municipio de Sébaco, que solamente se vieron tranquilas cuando la Policía Nacional realizó su labor constitucional de establecer el orden y la seguridad.

Guillermo José Rodríguez Tinoco (cabecilla), Julio Cesar Alvarado Rizo (alias Chirizo), Modesto José Machado Urbina (alias El Gato), Freddy José Vega Arancibia (alias Mortero), Michael Alexander Valle (Mortero), Erick Antonio Robleto Rivera (El Lobo) , Adonis Moisés Vargas Morras (alias Moya), Mauricio Castillo Cabrera (El Mini), Misael de Jesús Escorcia Rugama (alias Cantinflas) y Erling Trujillo Velázquez (alias El Chavo), son acusados de los delitos de terrorismo, crimen organizado, entorpecimientos de servicios públicos, robo, homicidio, fabricación, tenencia y uso de armas restringidas, lesiones graves, entre otros que afectaron el desarrollo de Sebaco, a las familias, al estado de Nicaragua y establecimientos comerciales.

El judicial que tramita la acusación dio apertura al juicio oral y público, dio intervención al representante de la fiscalía que brindó sus alegatos iniciales y planteó la estrategia para demostrar la culpabilidad de cada imputado. Igualmente intervino el abogado defensor Julio Montenegro.

Para demostrar la acusación, el fiscal utilizará testimonios de 17 personas, entre peritos policiales, detectives y un agente policial identificado como Código Uno, que logró penetrar la organización criminal y pudo determinar los hechos delictivos.

juicio1

“La estrategia que tendremos en este caso será demostrar que esto se trata de una agrupación delincuencial dedicada a causar terror en la población de Sébaco, personas que se organizaron durante el mes de junio para establecer un tranque en el sector conocido como El Puente y La Plancha de la Entrada a Sébaco, lugares estratégicos que llevan a la carretera Panamericana que va de Managua hacia Matagalpa y Estelí, con la finalidad de causar terror entre las familias, para establecer los tranques e impedir la libre circulación de la ciudadanía”, indicó el fiscal de este caso.

En fecha del 30 de junio, Guillermo Rodríguez Tinoco, líder del grupo delincuencial, se movilizó con un grupo de aproximadamente 30 personas al sector del Barrio Nuevo, donde tuvieron enfrentamientos verbales con ciudadanos que no estaban de acuerdo con los actos de terror.

Armado de una escopeta calibre 12, Rodríguez Tinoco ingresó de manera violenta a la casa de José Reinaldo Arauz Flores, junto a otros dos sujetos y vieron pasar por las calles al reconocido militante sandinista Luis Alberto Espinoza Ruiz, a quien le realizó un disparo a unos tres metros de distancia, impactándole en el cuerpo, causándole heridas en el tórax, en el abdomen y una herida lacerante en los brazos, lo que le causó la muerte.

Armados con fusiles y granadas

Luego de este hecho, Guillermo junto a su banda delincuencial se dirigieron al tranque en la punta de plancha, para seguir orientando acciones terroristas contra la población. La Policía Nacional llegó al lugar para restablecer el orden y fueron recibidos a balazos por estos delincuentes que superaban en este momento las 50 personas.

Oficiales de Auxilio Judicial junto a efectivos antidisturbios logró despejar la zona, quitó el tranque y procedió a capturar a estos sujetos que enfrentan las acusaciones.

“Se demostrará con las piezas de convicción que utilizaban armas de fuego que no tenían autorización para portarlas. Además de usarlas, de portarlas de manera ilegal, se demostrará que servían para intimidar a los ciudadanos que se acercaban con la finalidad de circular por esos tranques que tenían. Demostraremos que a los ciudadanos los hacían pagar peaje para poder pasar de un lugar a otro y para robarles sus pertenencias”, indicó el representante del Ministerio Público.

Durante el inicio del juicio, el Ministerio Público presentó las armas que les capturaron a estos delincuentes, entre estos fusiles AK, granadas y otros pertrechos de uso exclusivo de la Policía Nacional o Ejército de Nicaragua. También usaron armas artesanales.

El judicial a cargo del proceso estableció un calendario de sesiones en las cuales, se evacuaron todas las pruebas del Ministerio Público, así como las que pueda tener la defensa técnica, en este caso el abogado Julio Montenegro, que en cada juicio ha dado clases de deslealtad procesal.

juicio1

juicio1

juicio1

juicio1

juicio1

juicio1

juicio1

juicio1

juicio1