Finalmente se ha decidido que el partido de ida de la final de la Copa Conmebol Libertadores de América entre los equipos argentinos Boca Juniors y River Plate se jugará este domingo a las 16:00 (hora local).

La Confederación Sudamericana de Fútbol a través de su cuenta en Twitter ha comunicado que sus veedores han inspeccionado el campo de La Bombonera, y se ha determinado que el césped "está en condiciones para la disputa" del partido.

El superclásico argentino entre estos grandes del fútbol sudamericano debía jugarse la tarde del 10 de noviembre, pero debido a las fuertes lluvias que cayeron en Buenos Aires el encuentro tuvo que ser aplazado.

El fuerte aguacero había iniciado a primeras horas de la mañana del sábado, provocando inundaciones en la zona donde se encuentra La Bombonera e hicieron en el césped del estadio, donde se formaron grandes charcos.

La prensa argentina reporta que el césped de La Bombonera "se encuentra en perfecto estado y sin complicaciones para el drenaje". La intensidad de la lluvia que ha caído este domingo en la capital argentina no ha sido la misma que la jornada anterior, y esto ha facilitado al personal de ese escenario a poner a punto el campo de juego.

El siguiente video, muestra cómo se veía el campo de La Bombonera la tarde de este sábado.