Un ambiente festivo y de mucha algarabía vivieron las familias del barrio San José Oriental con motivo de vivir en paz y reconciliación y como una antesala al cumpleaños 73 del Comandante Daniel Ortega este 11 de noviembre.

La presentación cultural de las ‘vacas culonas’ marcó esta celebración que año con año se realiza en este barrio, así como la presencia de un grupo musical que puso a bailar a todos los presentes. Durante la tarde las familias también disfrutaron de las corridas de toros.

Al evento se dieron cita jóvenes, adultos y niños, quienes pudieron disfrutar plenamente en tranquilidad y seguridad, como una muestra que en Nicaragua sí se puede festejar en paz.

El coordinador de las vacas culonas, compañero Manuel Orozco, expresó que esta festividad es por la reconciliación y la paz que el Buen Gobierno está promoviendo para todos los nicaragüenses.

Además "es una antesala al cumpleaños del Comandante, nuestro máximo líder, nuestro máximo dirigente, que está a la par de nuestro pueblo guiándonos siempre en los senderos de la victoria", indicó.

A esta actividad se hizo presente el Vicealcalde de Managua, Enrique Armas, quien expresó que es alegre compartir el homenaje que se realiza al Comandante Daniel por su cumpleaños de parte de un pueblo que es agradecido por todo lo que ha hecho junto con la Compañera Rosario por Nicaragua.

"El Comandante a lo largo de todos estos años ha garantizado progreso, el Comandante a lo largo de estos años ha garantizado escuelas, estudios, becas, salud, por eso es que este pueblo está celebrando hoy el cumpleaños del Comandante Daniel", dijo Armas.

Una de las asistentes, Tatiana España, expresó que celebran la alegría de vivir en paz que los golpistas quisieron arrebatar al pueblo nicaragüense.

"No pudieron ni van a poder, aquí Nicaragua libre siempre va a luchar y se va a poder celebrar en paz", afirmó.

Asimismo, Bejamin Dávila, hijo de Rosa Amelia Martínez, una de las mujeres que dio su vida y cayó en este barrio por la paz en Nicaragua, dijo que llegó de Estados Unidos para celebrar con su familia que todavía son sandinistas. "Mi madre murió por una paz y aquí estamos", comentó.

Benjamin ratifica esa tranquilidad que se vive al expresar: "Yo no he mirado nada y le voy a decir una cosa, yo salgo aquí por la noche y todo está en paz y tranquilidad. Estamos todos en paz. Aquí no hay nada", confirmando que todo lo que se dice de negativo en el extranjero es falso.

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

fiesta

san-jose-oriental

san-jose-oriental

san-jose-oriental

san-jose-oriental

san-jose-oriental

san-jose-oriental

san-jose-oriental

san-jose-oriental

san-jose-oriental

san-jose-oriental

san-jose-oriental