Emprendedoras de León, Granada y Managua beneficiadas con diversos programas sociales que mantiene el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional (GRUN), sostuvieron este sábado un intercambio de experiencias en el Parque Nacional de Ferias.

El intercambio que vino a enriquecer a todos los participantes en materia de emprendimientos fue auspiciado por el Ministerio de Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa (Mefcca).

La compañera Martha Lorena López, de la comunidad de Posintepe en Granada, propietaria de un pequeño negocio de nacatamales, crianza de cerdos y pollos, explicó que comenzó en el 2010 con el bono productivo alimentario "donde me dieron una vaca y diez gallinas y a partir de ahí vine con un deseo de ver un negocio más y no quedarme ahí”.

“Se me vino la idea de hacer nacatamales y los comencé a fabricarlos, después me reuní con otras compañeras para decirles: ¿No creen ustedes que si nosotros ponemos un negocio nos sirva?, pero otras me respondieron que no, porque ahí mucho se invierte en comida…”.

“Pero yo les dije que no, porque tenemos que buscar iniciativas para emprender el nuevo paso que queremos dar y así comencé con dos cerdas que las tenía a la intemperie, pero ahí surgió que venía el microcrédito y dije: ahora si la voy hacer y gracias a Dios salí favorecida con los créditos para construir los chiqueros y a engordar pollos”, dijo.

Después la emprendedora le propuso a sus compañeras a establecer una cooperativa y procedieron a buscar el apoyo del gobierno en la formación de una cooperativa y la formamos, la cooperativa Avícola y lleva el nombre Coro de Angeles y hoy vivo de ese negocio vendiendo pollo y cerdo”.

Trabajando en cooperativa uno va conociendo la forma cómo “ser socialista, solidaria y cristiana y así vamos con mejor paso, y por eso le pido a nuestro Gobierno que siga dando bendiciones a las demás mujeres del país que van detrás de nosotros”.

Karina Vallejos otra protagonista del barrio Guadalupe en León que vive de la fabricación del pan en diversas variedades en su pequeño negocio. Dijo que cuando comenzó “solamente hacíamos pastelitos y pudimos, y después hubo más demanda y así hemos venido creciendo en la fabricación de una gran variedad de productos”.

Además resaltó que el Mefcca “siempre los está apoyando” al tiempo que confirmó que también ha hecho del uso de las redes sociales para promocionar sus productos que hoy en día son elaborados en mesas de metal para producir los productos higiénicamente.

Cuenta también (dentro de su lucha de emprendimiento) con la adquisición de un horno de metal donde elabora la repostería, además que ha sido beneficiada en tres ocasiones con préstamos del programa Usura Cero y así ha podido aumentar el negocio.

Representantes del Mefcca que que atendieron a las emprendedoras dijeron que es impresionante el número de compañeras que han instalado sus pequeños negocios con el apoyo del Buen Gobierno a través de los emblemáticos programas sociales.

Otra protagonista de occidente

Del barrio El Coyolar de León participó la protagonista Lisseth Benita Zarate Zarante quien dirige un negocio de fabricación de dulces que se lo heredó a su bisabuela materna.

“El nombre de mi negocio, Dulcería la Panchita, se lo debo a mi bisabuela porque ella inició la realización del dulce tradicional, cuando estaba chiquita eran mi mamita y mi papito, nos ponían a trabajar a la par de ella con dos quintales de bizcotelas…”, recordó.

Después viene la fabricación de otro tipo de dulces como la cajeta tradicional, la leche burra, el gofio y “todo eso ellos (sus bisabuelos) lo realizaban, después el negocio se heredó a mi abuela y después a mis tías”.

“Pero yo después de metí a ese negocio para impulsar la fabricación de una variedad de dulces que se han perdido y ahora con apoyo del gobierno a través del Mefcca que nos está dando los conocimientos para que ahora nosotros ofertemos nuestros productos en Internet, en Facebook y eso nos ha dado resultados”, dijo.

Mientras más vende sus productos en línea, está llegando más ingresos a su familia que se ha integrado a la pequeña empresa familiar. Cada uno de los miembros de su familia se ha especializado en un área determinada y “en mi caso personal me he especializado en hacer la leche burra, otras hacen gofios, coyolitos, entre otras".

El chef Ivar Agustín Pérez Díaz de la Dulcería Ibarra dijo en el intercambio que está ofertando diversos tipos de dulces para las purísimas “donde tenemos una variedad de dulces tradicionales y no tradicionales".

El joven ha sido otro de los beneficiados por los programas sociales que impulsa el gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional. Dijo que lo pueden encontrar los fines de semana en el Parque Nacional de Ferias o bien en negocio familiar ubicado en Santa Rita kilómetro 31 carretera vieja a León. Dijo que está a la orden de las familias que van celebrar los cantos a la Purísima Concepción de María.