Como parte de los acuerdos alcanzados este mañana con el COSEP y Amcham, Telcor emitió un nuevo decreto, el 006-2013, que será publicado en La Gaceta, diario oficial, y en el cual se establece que las empresas podrán nombrar a sus gerentes generales, de informática y seguridad, mientras TELCOR se encargará de ejecutar procesos de auditorías, a como lo establecen las leyes.

El acuerdo entre las empresas telefónicas, representantes de organizaciones empresariales y Telcor, también establece que el ente regulador podrá hacer observaciones sobre los datos de las personas que sean nombrados y podrá hacer las auditorias necesarias que permitan el buen funcionamiento de las telecomunicaciones.

Este nuevo decretó anula el 005-2013 emitido el mes pasado y entra en vigencia este mismo viernes, aclaró el compañero Orlando Castillo, Director Ejecutivo de Telcor. A partir de hoy cada empresa tiene un plazo de diez días para presentar las hojas curriculares de sus funcionarios de alto perfil.

José Adán Aguerri, Presidente del COSEP, valoró el acuerdo de “muy positivo” porque demuestra que el proceso de diálogo y consenso se continúa fortaleciendo en el país, pero también responde a los planteamientos presentados por las empresas telefónicas y organizaciones empresariales.

Seguridad del país es lo principal

Tanto Castillo y Aguerri coinciden que lo principal es seguir garantizando la seguridad del país en relación a no permitir que el crimen organizado y narcotráfico pueda penetrar en nuestro espacio de telecomunicaciones.

“El ente (TELCOR) está cumpliendo con su prerrogativa de asegurar que se cumpla con darle seguimiento al interés público, a la seguridad que se necesita a que en base a su normativa, se hagan las regulaciones que correspondan”, reconoció Aguerri.

Agregó “por supuesto Telcor tiene la facultad de poder hacer las auditorias correspondientes en el ámbito técnico, en el financiero, en el ámbito que corresponda y sobre todas las cosas, asegurar que el ciudadano tenga desde el punto de vista del ente, la respuesta hacia las diferentes acciones técnicas”.

Considera que el acuerdo deja inalterable el clima de negocio e inversiones que el Gobierno Sandinista ha venido fomentando en los últimos seis años.

En tanto Castillo, dijo que desde el 2007 que asumió el Comandante Daniel Ortega Saavedra como Presidente de la República, se ha venido trabajando de cara a fortalecer las telecomunicaciones para beneficiar a la población.

“Ellos (empresa) lo nombran y asumen la responsabilidad total de ese funcionario y del trabajo de ese funcionario y si más adelante hay un problema, ojala que no lo haya, la empresa tiene que responder a Telcor que es la institución reguladora y de control”, dijo Castillo.

Recordó que las telecomunicaciones abarcan telefonía celular, convencional, radio, televisión, servicio de cable y en ese sentido se hace necesario regular para garantizar seguridad y evitar que alguien o algo vulneren el sistema en Nicaragua.

Castillo puso de ejemplo el caso de los 18 mexicanos se hicieron pasar como periodistas y técnicos en telecomunicaciones de la empresa Televisa, pero que después se descubrió que eran parte de un red narco. Estos traían consigo seis camionetas dotadas de equipos de última generación y 9.2 millones de dólares.

Sostuvo que el principal motivo del acuerdo es la seguridad pública del país y que las diferentes expresiones del crimen organizado hacen uso de los servicios de las telecomunicaciones, de una u otra manera, como es comprar diferentes chips de telefonía móvil para comunicarse.

“El último caso, los que llaman Televisa, fíjense ustedes que hasta parábolas satelitales traían y Telcor se va a quedar ahí teniéndose la quijada, tenemos que contribuir todos (a la seguridad) los periódicos, las televisoras, las radios, el Cosep y los ciudadanos en general, porque es su protección y no vamos a esperar estar al cuello (con mucho violencia) como otros países de Centroamérica que no hayan que hacer con semejante criminalidad”, manifestó Castillo.

Recordó que la seguridad ciudadana y nacional de un país, ayuda a que vengan las empresas extranjeras a invertir para crear fuentes de trabajo y aportar al desarrollo.