El compañero Jasser Jiménez, Consejero de la Misión ONU-NY, participó junto al Embajador Elías Chévez, embajador de Nicaragua en Bolivia, en la Conferencia Regional con los Estados de América Latina y el Caribe, respecto a la Implementación de la Resolución 1540, sobre No Proliferación de Armas Nucleares, Químicas y Biológicas.

A continuación las palabras de la delegación de Nicaragua:

Señor Presidente,
El Gobierno de Nicaragua, con su política de Paz, Solidaridad, y apegado al Derecho Internacional, así como al derecho que tienen los pueblos del mundo a vivir en Paz y con Desarrollo, condena el uso, desarrollo y la amenaza de uso de armas de destrucción masiva, que constituyen una seria amenaza a la paz y seguridad internacionales y reitera su firme vocación de Paz, a favor del desarme nuclear y el desarme total y completo.

Asimismo, Nicaragua reitera su más firme condena al terrorismo, nuestro país está consciente del enorme riesgo que enfrenta-mos entre la vinculación del terrorismo y las armas de destrucción masiva.

Nicaragua tiene la firme convicción que la única manera de garantizar un mundo libre de este flagelo y de la amenaza que repre-senta que actores no estatales tengan ac-ceso a su uso, es la eliminación y prohibición total e inmediata de todas las ar-mas de destrucción masiva.

Señor Presidente,
Nicaragua, considera armas prohibidas y proscritas, las armas de destrucción masiva, atómicas, químicas y biológicas, así como aquellas armas prohibidas comprendidas en los Convenios Internacionales que Nicaragua suscribe y ratifique.

Nicaragua tampoco tiene intención de poseer, armas de exterminio en masa de ninguna índole, ni éstas forman parte de su estrategia de defensa nacional, de esta manera también contribuimos a tener Nuestramerica en zona de paz.

Señor Presidente,
En Nicaragua, existe un cuerpo legislativo y otros procedimientos que rigen toda la actividad de los diferentes organismos e instituciones nacionales que, de una u otra manera, trabajan vinculados a la esfera de armas convencionales, nucleares y cuenta con un sistema eficaz, predecible y confiable para la aplicación a nivel nacional de sus obligaciones internacionales como Estado Parte del Tratado de No Prol-feración y en las Convenciones de Armas Químicas y de Armas Biológicas, así como del Tratado sobre la Prohibición de Armas Nucleares.

Es por eso por lo que, a través de la Ley Especial para el Control y Regulación de Armas de Fuego, Municiones, Explosivos y otros Materiales Relacionados, la Ley 510, damos inicio así a una nueva etapa que incluye un riguroso e implacable plan de control y registro de las armas de fuego en manos de los civiles, así como el decomiso de armas de guerra, partes y componentes que puedan funcionar entre otras para armas de destrucción masiva.

Estos elementos, nos han permitido forta-lecer los niveles de seguridad en nuestro país, logrando resultados positivos en el enfrentamiento al crimen organizado, el terrorismo y al narcotráfico.

Señor presidente, permítame compartir con ustedes los elementos más importantes de la Ley 510; Esta Ley, está considerada como una de las más modernas, siendo inclu-sive modelo, para la modernización de otras legislaciones.

Se logra crear la instancia de coordinación llamada Comisión Nacional Multidisci-plinaria, la que entre sus principales funciones tiene el establecimiento o la formulación de políticas públicas para la prevención de la violencia que genera el uso de las armas de fuego.

1. Desarrollar un Plan Operativo de Incautación de armas, dando comienzo así a una nueva etapa que incluye un riguroso de registro de las armas de fuego en manos de civiles y el decomiso de armas de guerra.
2. Desarrollar Política Pública Nacional con Enfoque de Género para el uso y Comercialización de armas de fuego.
3. Desarrollar un proceso de fortalecimiento de la cultura de paz, a través de proyectos y campañas de sensibilización a toda la sociedad,
4. Se logra potenciar los esfuerzos de los Organismos de la Sociedad Civil en la prevención de la violencia que genera el uso de las armas, estos se organizan en una red de seguridad humana, los que tienen representación en la Comisión Nacional.
5. Asimismo, prohíbe la importación, distribución intermediación, posesión, transporte y tránsito de componentes, partes y armas prohibidas, por el territorio nacional, indistintamente de su objetivo y finalidad.

Reiteremos que para el éxito de la imple-mentación de esta ley y por consiguiente de la 1540, la asistencia internacional y la cooperación son condiciones indispensables.

Señor Presidente,
Nicaragua, que ha sido víctima del terrorismo, jamás ha permitido, ni permitirá, que en nuestro territorio se realicen, planifiquen o financien actos terroristas de ningún tipo contra ningún Estado.

Hay que destacar que Nicaragua se ha veni-do preparando de manera constante en la lucha contra el terrorismo en todas sus expresiones.

La Ley 641, Código Penal de la República de Nicaragua, en su artículo 394, define que comete terrorismo “quien actuando al servicio o colaboración con bandas, orga-nizaciones o grupos armados, utilizando explosivos, sustancias toxicas, armas, incendios, inundación, o cualquier otro acto de destrucción masiva”.

Más recientemente, el pasado 16 de julio del corriente, se adoptó “Ley contra el lavado de activos, financiamiento al terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva” de acuerdo a la obligación del Estado de Nicaragua de legislar según los Convenios y Tratados Internacio-nal, para evitar el lavado de activos y el financiamiento del terrorismo, que viene a fortalecer la implementación de lo dispuesto en la Resolución 1540.

Nuestro país también concede gran importancia a la implementación de la Estrate-gia Global de las Naciones Unidas contra el Terrorismo, instrumento que debe guiar el enfrentamiento global contra ese flagelo.

Señor Presidente,
Apoyamos los esfuerzos internacionales dirigidos a impedir la adquisición por parte de terroristas de dichas armas.

Nicaragua seguirá comprometida en contra de la lucha de este flagelo, siempre bajo los principios y normas del Derecho Internacional, incluida la Carta de las Nacines Unidas.

Muchas gracias