La vicepresidenta compañera Rosario Murillo, anunció que la consulta de la propuesta de Ley para una política de Estado para la reconciliación y la paz en nuestro país, está casi por concluir y luego pasará a la Asamblea Nacional.

“Estamos en plena consulta, casi por concluir la consulta que hemos hecho con jóvenes, con consejos de liderazgo, de la propuesta de Ley para una política de Estado para la reconciliación y la paz en nuestro país”, informó.

“Esta política la estamos haciendo circular nuevamente para que se conozca, propuesta de política que esperamos poder llevar a la Asamblea Nacional y distribuir entre todos los que quieran contribuir a que encontremos y reencontremos cada vez con más fuerza, de manera cada vez más certera la capacidad de convivencia que teníamos y que algunos atacaron y que algunos quisieron que se perdiera como parte del afán de destrucción de la identidad y la vida de las familias nicaragüenses”, añadió.

“Por eso nosotros todos los días damos gracias a Dios por estas sendas de bien que queremos recorrer todos juntos, que estamos recorriendo ya todos juntos. Hemos recuperado seguridad, tranquilidad, trabajo. ¡Y cuántos reniegan que se esté trabajando, que desgracia! Pero así somos los seres humanos de egoístas y a pesar de constatar esos pecados capitales nos mantenemos firmes y crecientes en nuestra fe. Eso nos permite entender y trascender”, valoró la vicepresidenta.

La compañera Rosario Murillo dio lectura al Salmo 31 “Declaración de confianza”.

“Creemos, confiamos, sabemos y con mucha humildad imploramos a Dios todos los días que nos dé al pueblo nicaragüense, a las familias nicaragüenses, que nos dé humildad, serenidad, sabiduría, para que seamos capaces de fortalecer la unidad, la fraternidad, el sentido de familia, el bien común y que esa propuesta de política de estado para una política de paz y reconciliación, pueda ir instalando las fundaciones, las bases para que cada día nos unamos más, cada día mostremos más nuestro cariño, nuestro respeto, cada día nos sintamos reivindicados por el amor de Dios y cada día crezcamos como pueblo de Dios”, expresó la vicepresidenta Rosario Murillo.