El Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América y el Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) representado por cancilleres de los países que lo conforman, sostienen la XVII Reunión Ordinaria, que se desarrolla en Nicaragua para abordar diferentes temáticas en lo político, social, económico y proyectos integrados dentro del ALBA.

El encuentro fue presidido por el Canciller de Nicaragua Denis Moncada Colindres; el Primer Ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves; el Canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza; el Canciller de Bolivia, Diego Pary; Carlos Castañeda de El Salvador, David Choquehuanca, secretario general del ALBA; Abelardo Moreno, viceministro de Cuba; Alexander Llanes, viceministro para América Latina y otros.

También participaron los embajadores de países como Cuba, Bolivia y Venezuela, miembros del Cuerpo Diplomático, así como funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores, y delegados de quienes integran el ALBA-TCP como Grenada, El Salvador, Antigua y Bermudas, entre otros países.

Antes del inicio del encuentro se presentó el documental "La alianza del caos", cuyo contenido aborda el progreso que ha generado en Nicaragua el Buen Gobierno Sandinista y como la oposición quiso terminar a través del intento de golpe de estado y el terrorismo.

El Canciller de Nicaragua dio la bienvenida en nombre del Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, expresando que para el Gobierno y pueblo de Nicaragua es un honor realizar esta reunión en esta fecha histórica, en la cual se conmemora el 42 aniversario del Tránsito a la Inmortalidad del Comandante Carlos Fonseca Amador, fundador del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Moncada hizo mención de palabras expresadas por el Comandante Daniel cuando decía que estos tiempos son un enorme desafío para los pueblos del mundo.

"Y hoy vemos como América Latina y el Caribe enfrentan una serie de acontecimientos que amenazan la estabilidad y la prosperidad de nuestros pueblos con el retorno de gobiernos de ultraderecha que son utilizados como pivotes de ataques contra los gobiernos progresistas de la región", dijo Moncada.

"La integración regional y unidad de nuestra América es la plataforma vital para materializar el compromiso político de paz y unidad en la diversidad, coincidiendo con la doctrina Bolivariana de unidad, respeto y defensa de la soberanía de los Estados y autodeterminación de nuestros pueblos", agregó.

Pueblos y gobiernos solidarios

El Ministro de Relaciones Exteriores de El Salvador, Carlos Castaneda, expresó la necesidad de la solidaridad entre nuestros pueblos y gobiernos por defender los resultados económicos, sociales y culturales de la ciudadanía.

"Una vez más se constata la necesidad de esta solidaridad entre nuestros pueblos, entre nuestros gobiernos, entre nuestra gente, para plasmar y llegar a la gente con los beneficios que se necesitan, el destinatario final es la ciudadanía", indicó.

Señaló que los países del ALBA son enemigos de las injerencias externas en los asuntos internos de los países, aduciendo que es a cada país y sociedad que les corresponde enrumbarse en los mecanismos del diálogo y el entendimiento para encontrar sus propias soluciones a razón de los conflictos que se pueden dar.

"Somos respetuosos de esas decisiones, respetuosos de que el diálogo y los acuerdos, las aproximaciones políticas tengan el mejor consenso de la población para arribar a esas decisiones, que pongan en tranquilidad a la gente y siempre estén en reconciliación", detalló Castaneda.

Fortalecer unidad

Anthony Liverpool, secretario permanente del Ministerio de Relaciones Exteriores de Antigua y Barbuda, dijo que en calidad de miembros del ALBA, siempre tendrán el reto de que se pueda hablar con una sola voz en las organizaciones internacionales como las Naciones Unidas para garantizar que en todos los países se respete el estado de derecho y la idea que no se debe interferir en los asuntos internos de otras naciones y también la necesidad que el Caribe se mantenga como una zona de paz.

Por lo que esta reunión "procura encontrar y descubrir las estrategias que nos podrán ayudar para ese fin, para ser más efectivos y comunicar todos esos principios entre nosotros y también en las organizaciones internacionales" y de esta manera fortalecer la unidad entre los pueblos.

ALBA es imprescindible

Por su parte, el Canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, manifestó: "Creo que lo más importante es que hay un consenso, en cuanto a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América es hoy, no necesaria, sino indispensable, imprescindible".

Dijo que para avanzar harán varias propuestas concretas a los Jefes de Gobierno que se reunirán el próximo 14 de diciembre en La Habana, Cuba, con el fin de reactivar todas las instancias del ALBA y crear nuevas si fuera necesario, "para que tenga de nuevo la fuerza que la caracteriza y que se traduce en beneficios directos para nuestros pueblos".

Asimismo, expresó que el imperialismo debe saber que aquí están pueblos dispuestos a ser libres con sus principios de independencia, solidaridad, complementariedad y que nada podrá detenerlos.

"Es una decisión de los pueblos ser libres y estar en Nicaragua en territorio victorioso después de este año de dificultades, pudiendo afirmar esto, pudiendo darle un nuevo brillo al ALBA en su rebeldía por la igualdad y la felicidad, es un orgullo para todos nosotros", subrayó Arreaza.

La XVII reunión del Consejo Político del ALBA-TCP concluyó con la lectura de una declaratoria consensuada entre todos los participantes.

alba

alba

alba

alba

alba

alba

alba

alba

alba

alba

alba

alba

alba

alba

alba

alba

alba

alba

alba

alba

alba

alba

alba

alba

alba

alba

alba

alba

alba

alba