Con mucho entusiasmo, así se vio el rostro de doña Ana del Socorro Vicay, habitante del barrio Hugo Chávez, al recibir de manos de la alcaldesa de Managua, Reyna Rueda y del embajador de Taiwán Señor Jaime Wu, las llaves de su nueva vivienda, donde a partir de hoy inicia un nuevo capítulo en su vida junto a sus familiares.

Vicay cuenta que, durante las lluvias, la estructura de su anterior vivienda se encontraba colapsaba, situación que generó preocupación y en muchas ocasiones llanto, a tal punto de llegarse a sentir desamparada. Sin embargo, la respuesta del Gobierno no se hizo esperar junto a la solidaridad de Taiwán.

Me siento llena de alegría porque ya tenemos donde vivir, para una madre es difícil vivir en peligro junto a los hijos, la casa era tan vieja que el agua se metía por todos lados, no teníamos lugar seguro en el invierno, a veces ni dormíamos porque nos daba miedo de que el techo se nos viniera encima pero ahora que mi gobierno junto al señor embajador me entrega mi casa, sé que Dios se manifiesta en donde menos lo esperamos, expresó.

Gracias a esa buena gestión del gobierno hoy somos muchas las familias que hemos recibido respuesta y una mano amiga porque vemos con ejemplos claros quiénes son los que están al lado de los más necesitados y en los momentos más duros, añadió.

A la fecha, la municipalidad junto a la cooperación de Taiwán, han efectuado la entrega de 16 viviendas en diferentes barrios de Managua, brindando tranquilidad y seguridad a los protagonistas.

Recuerdo que en el barrio Hugo Chávez las afectaciones por las lluvias eran constantes. Sin embargo, la preocupación de nuestro gobierno y su compromiso con las familias han permitido ir mejorando las condiciones de vida del pueblo, llevando progreso a través de proyectos y estrategias que han permitido vencer las dificultades. Hoy una vez más acompañamos a nuestras familias entregando una casa digna, garantizando bienestar a las familias que tuvieron dificultades en las lluvias pasadas, dijo Reyna Rueda.

La solidaridad de Taiwán y Nicaragua a lo largo de los años se ha afianzado en la amistad y el amor que une a ambas naciones, las que tienen como objetivo común brindar una mano amiga a quienes necesitan respaldo, así lo expresó el diplomático Jaime Wu.

Estamos contentos de estar en este barrio de mucha historia entregando una nueva casa a la familia que sufrió la pérdida de su anterior vivienda producto de las lluvias, todos somos testigos del resultado del modelo de trabajo del equipo de la Alcaldía, restituyendo siempre el derecho a una vivienda a las familias afectadas por los desastres naturales, expresó.

El modelo del Presidente Daniel Ortega y la compañera Vicepresidenta Rosario Murillo muestra la preocupación por quienes están en situaciones vulnerables, sobre todo en las lluvias, y por eso el Gobierno de Taiwán también se complace en ser partícipe en el proceso de restitución de derechos a la población a quienes hoy también les expreso la solidaridad y amor de nuestro pueblo, el amor es para compartirlo y eso permite que se agrande y nos genere fuerza y unión, subrayó el diplomático.