El Compañero Ovidio Reyes, Presidente del Banco Central de Nicaragua, sostuvo una plática con el Periodista Moisés Absalón Pastora, durante el Programa Detalles del Momento, transmitido por Canal 6, en la que interpretaron las observaciones del Fondo Monetario Internacional en cuanto a la economía de Nicaragua.

Recordemos que el último informe destacaba que la economía nicaragüense era una Economía muy dinámica, y ellos mismos esperaban un crecimiento bastante fuerte para nuestro el país.

“Lamentablemente, la situación socio-política, los disturbios, cambiaron totalmente el panorama”, sostuvo Ovidio.

“Desde el punto de vista del fondo, el PIB, o la actividad económica se estaría reduciendo en un 4% este año. Desde el punto de vista nuestro creemos que puede ser mejor, en el sentido que la caída no va a ser tan grande, pero nosotros también tomamos la decisión de adoptar las cifras del FMI para ser conservadores; en principio, ellos han señalado en su último Informe Económico Mundial que el próximo año nuestra Economía va a decrecer un 1%, pero eso es algo que vamos a estar revisando más en la siguiente Evaluación”, sustentó.

Reyes apuntó que el informe consideró que el balance que se ha alcanzado entre ingresos y gastos y el esfuerzo que se ha realizado para contener el gasto.

Sobre el estudio ante posibles riesgos, Ovidio recordó que el FMI indicó que sí hay un golpe económico que afectó la confianza, tanto de consumidores como de inversionistas.

“Hay que tomar acciones para recuperar esa confianza, y hay que adoptar Políticas para que se restablezca el crecimiento y no se vea tan afectada la pobreza” aseguró.

En cuanto a inversiones, remesas e inversión directa extranjera, el Fondo detecta que se requiere buscar soluciones para que todo esto vuelva a fluir, y que es necesario continuar con estas Políticas Monetarias y Fiscales para que la Economía no se vea tan afectada.

DETALLES2

El presidente del Banco Central de Nicaragua comentó que acordaron nuevas visitas, una en términos estadísticos, que ellos estarían realizando hacia fines de año y otra financiera, que se estaría realizando en Enero del próximo año y a partir de allí crear recomendaciones.

Mencionó que en diferentes campos se ha venido trabajando para levantar la economía.

“La Actividad Económica del Sector Agrícola refleja un crecimiento del 4%, acumulado a la fecha; la Actividad de la Pesca refleja un crecimiento del 10%; la Actividad Pecuaria, cuando uno separa, Enero, Febrero, Marzo, Actividad Económica, y ve cómo estamos a la fecha con respecto a ese período, está creciendo un 20% la Actividad Pecuaria; y la Actividad de Transporte muestra una recuperación de un 3% respecto a ese mismo período. La Actividad de Salud y Educación también muestran una dinámica”.

Afirmó que las mayores dificultades están en el Sector Hotelero, Sector de Restaurantes, el Sector de Construcción, la Actividad Comercial, y un poco la Industria Manufacturera.

“El Sector Turístico fue directamente afectado por toda la situación socio-política, y de hecho fue una de las primeras que nosotros identificamos desde el Banco Central que iba a tener el principal impacto no solamente durante 2018, sino que en el 2019 y cuidado hasta el 2020”.

Sistema bancario apunta bien

“Ahora podemos decir que se han aminorado bastante esos desequilibrios que se generó y creo que vamos a una etapa en el Sistema Financiero de más liquidez de la Economía, que es la Etapa Navideña, por tanto, el Sistema Financiero en general se ve inyectado por estas actividades, y creo que este es un momento que hay que aprovechar para asentar la estabilidad”.

Se espera que las navidades dejen un poco más de 250 millones de dólares.

Subrayó que los tranques y la especulación fueron los causantes de la debilidad del sistema bancario.
“Tres meses de tranques golpearon profundamente esta Economía, y nosotros en el Diálogo insistimos en que había que suspenderlos, porque de lo contrario iba generar efectos devastadores”.

Acentuó que “Las consecuencias son más dramáticas de lo que nosotros habíamos previsto inicialmente. Entonces, sí había una consecuencia que se pudo haber evitado, o al menos se pudo haber aminorado si se hubiera hecho lo correcto en su momento”.

Desempleo se disparó

“La última estimación que está surgiendo de la tasa de desempleo anda alrededor de un 5.4%; el año pasado la tasa de desempleo finalizó en 3.7%, teníamos una tasa de desempleo bien baja, ¡pero ya se disparó!”, constató.

Aquí lo que hay que hacer es una combinación de mantener aquellas actividades que son exportadoras, y por otro lado, la promoción de aquellas actividades que son generadoras de ingresos, de dólares, mediante su restablecimiento, su rescate”, afirmó.

“Todos tenemos que tratar de recuperar ese Espíritu que traíamos de crecimiento, desarrollo, de progreso, nosotros no podemos estar llamando a no producir, no podemos estar llamando a no consumir”, finalizó Reyes.