El cuerpo de una quinta víctima fue descubierto este miércoles entre los escombros de los edificios que se derrumbaron el pasado lunes en la ciudad francesa de Marsella.

El fiscal de esa ciudad, Xavier Tarabeux, confirmó el hallazgo del cuerpo sin vida de un hombre y añadió que en el edificio que se derrumbó, cuando todavía estaba ocupado, se calcula que había ocho personas: cinco que tenían su vivienda habitual allí y tres visitantes.

Los servicios de emergencias encontraron los cuerpos de otros dos hombres y de dos mujeres el martes pasado, en medio de los escombros de los inmuebles, situados en el barrio obrero de Noailles.

Imágenes de Google Maps tomadas en los últimos meses, mostraban que los dos edificios derrumbados tenían grandes grietas visibles en sus fachadas. 

La policía abrió una investigación para determinar el origen del desastre en este barrio del centro de Marsella, que tiene muchos otros inmuebles deteriorados.