Cuidar de su salud y de la economía de su hogar es ahora mucho más fácil y si no lo creen pregúntenle a María José Espinoza, quien desde hace tres años se propuso tener un patio saludable en su hogar que le permitiera obtener frutas y vegetales sin químicos y sin tener de gastar dinero para consumirlos.

Tras participar en varias charlas y capacitaciones que brindó el Ministerio de Economía Familiar (Mefcca), María José destinó el patio trasero de su casa para cultivar limones, sábila, hierba buena, zacate de limón, chile cabro, papaya, naranjas, chiltomas, berenjenas, espinacas, orégano, albahaca, cebollín y otras plantas medicinales.

Llantas, bolsas plásticas, panas e incluso un viejo retrete y un sumidero han sido sus aliados para sembrar estas plantas que le dan a diario frutos que consume con su familia y vende a los vecinos.

“A la economía de mi familia ha ayudado mucho porque hay productos que ya no los compro, solo vengo a cortarlos de mi patio, además es un ingreso extra porque vienen a comprarme plantas o yo voy a venderlas al mercado”, comentó María.

jardin1

Explicó que tener este patio tan hermoso en un espacio pequeño no es algo difícil ni lleva todo el día.

“Lo primero que hago es regar las plantas en la mañana, limpiarlas si veo que tienen hojas tristes o secas, también trasplanto si veo que hay germinadas. Toma tiempo, pero no todo el día y se puede combinar con el trabajo diario”, dijo.

Valoró que el esfuerzo del gobierno apoyando a las mujeres que desean aprender y mejorar la economía de su hogar es algo único de lo que se siente agradecida.

“Es un gran apoyo que nos da porque me ha sustentado en el hogar, en mi comunidad hay personas que me buscan para que les proporcione plantas medicinales y eso me anima a seguir cultivando en este pequeño espacio”, afirmó.

“Vale la pena porque es muy beneficioso tanto para la salud como para la economía”, culminó esta mujer todo terreno.

jardin1

jardin1

jardin1

jardin1

jardin1

jardin1

jardin1

jardin1