La vicepresidenta, compañera Rosario Murillo, recordó que el pasado 4 de noviembre se conmemoraron los 51 años del asesinato de los compañeros sandinistas Casimiro Sotelo, Hugo Medina, Roberto Amaya y Edmundo “el chino” Pérez. También rememoró que hoy 5 de noviembre se conmemora la caída en combate del subcomandante Enrique Smith, jefe de las tropas especiales del Ministerio del Interior.

“Ayer 4 se cumplieron 51 años del atroz asesinato de nuestros hermanos, leyendas del Frente Sandinista y de Nicaragua, Casimiro Sotelo, Hugo Medina, Roberto Amaya y Edmundo ‘el chino’ Pérez. Cuatro dirigentes del FSLN que representaban a la juventud valiente de nuestra Nicaragua”, dijo la vicepresidenta.

“Ese legado, ese patrimonio está aquí en el cada día, en nuestros corazones y en la conciencia que fortalecemos cada vez más de que nos debemos a esta patria, a esta tierra sagrada, que aquí es donde tenemos que caminar, aquí es donde tenemos que asumir todos los desafíos, aquí es donde tenemos que avanzar, aquí es donde tenemos que garantizar con esa vitalidad, ese vigor del pueblo nicaragüense, esa condición indestructible del pueblo nicaragüense, aquí es donde tenemos que garantizar todos juntos, no solo la unidad por el bien común que es clave, sino la unidad para prosperar y para vivir contentos, la alegría como don de Dios”, subrayó la compañera Rosario Murillo.

“Y hoy 5 de noviembre se cumple un aniversario más de la caída en combate del subcomandante Enrique Smith, jefe de las tropas especiales del Ministerio del Interior”, agregó la vicemandataria.

“Los muchachos y muchachas de juventud están haciendo un extraordinario trabajo desde Barricada de Nicaragua, tienen ahí recopiladas todas las efemérides de nuestro calendario y de nuestro patrimonio heroico, cultura de valores, desapego, entrega al bien común”, destacó.

Informó que la tarde de este lunes se realizará el homenaje a los héroes del amor en el barrio Casimiro Sotelo, donde también se va a develar el remozamiento del monumento del héroe sandinista, que fue destruido en los terribles días de violencia diabólica.

"Esta tarde se va a entregar a la comunidad nuevamente este monumento totalmente reparado, restaurado como se ha restaurado el alma nicaragüense, con fe y con valores de familia", expresó la vicemandataria.