La nave espacial rusa Bion-M ha sido lanzada desde el cosmódromo Baikonur, informa la agencia Ria Novosti.

El equipo espacial está formado por lagartos gecko, ocho gerbiles de Mongolia, 45 ratones “genéticamente limpios” y peces ciclidos además de diferentes plantas, gusanos y otros pequeños animales para proveer de alimento a los intrépidos cosmonautas.

Vivirán en el espacio cerca de un mes. En mayo Bion-M, que de hecho es un bio satélite, debe aterrizar en Kazajistán.