La llegada del invierno para muchos nicaragüenses es de alegría por lo que significa para el cultivo de la tierra, sin embargo, para doña Jessenia Maribel García López, de 37 años, ha sido de mucha preocupación, ya que las condiciones de su casa no eran las mejores para las lluvias.

Jessenia relató que tiene 13 años de vivir en el barrio Amanda Aguilar, ubicado en el Distrito V, donde habita con su esposo Marcos Maltez y sus 4 hijos pequeños, quienes llevaban la peor parte con el agua que cruzaba el techo de zinc lleno de hoyos que tenía su casa y cuyos ripios, que lo sostenían, estaban en mal estado.

"Los palos que tenía mi casita ya tenían 13 años, lo que tengo de vivir aquí. Yo creo que si seguía así no hubieran resistido. Ya era demasiada agua. Estaban en el aire. Si no se cayó es porque cuando yo la construí dije: mi casa está construida sobre la roca", expresó.

"Era 100 por ciento fastidioso porque se me pasaba el agua por arriba, se me pasaba por abajo. Tenía que subir a los niños en una silla. Era un caos. Yo tuve ganas hasta de abandonar aquí. Era demasiado horrible. Y después, pasaba la lluvia y ya mis hijos comenzaban con fiebre", contó esta madre de familia.

CASA2

A partir de hoy esta situación cambió para esta familia al convertirse en una protagonista más de las viviendas solidarias que el Buen Gobierno presidido por el Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo entrega a través de la Alcaldía de Managua con la cooperación incondicional del pueblo y Gobierno de la República de China (Taiwán).

García López indicó que cuando le dieron la noticia de que sería construida su casita se sintió “feliz de la vida, porque llevé tres años haciendo la petición primeramente a mi Señor y después a mi Comandante, pero como todo es al suave, Dios cumplió, Dios manda lo que Él quiere a su tiempo”.

La Alcaldesa de Managua Reyna Rueda junto con el Embajador de Taiwán Sr. Jaime Wu, entregaron la vivienda tras el corte de cinta realizado ante vecinos, amigos y familiares de Jessenia Maribel.

Muy agradecida

Estas fueron las palabras de agradecimiento de Jessenia para quienes hicieron posible que hoy tenga su casa digna: “Dios bendiga al Presidente Daniel y le digo todo es para honra y gloria de mi Señor, que no se preocupe, que Dios tiene el control de todo y que Dios lo siga bendiciendo a él y a Rosario”.

Asimismo, agradeció a los trabajadores de la Alcaldía que levantaron su nueva casa, a la Alcaldesa de los capitalinos y al Embajador Jaime Wu.

La Alcaldesa de Managua expresó que esta es una casa más, un barrio más, una familia más que está siendo bendecida y restituida de tener un hogar digno, pero además seguro.

Doña Jessenia ya no se va a mojar, ya va a poder descansar y dormir tranquila con sus cuatro niños. Este es el proyecto revolucionario que encabeza nuestro Comandante el Presidente Daniel y nuestra Vicepresidenta Compañera Rosario, a través de este modelo de respuesta rápida de todos los equipos de trabajo que estamos dispuestos a seguir acompañando a las familias”, aseveró Rueda.

CASA2

El amor es para compartir

Por su parte, el Embajador Wu indicó que la Alcaldía de Managua ha hecho realidad los sueños a muchas familias que fueron afectadas por las lluvias hace poco y sus casas han sido destruidas.

El restablecimiento de viviendas es una prioridad del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional del Presidente Daniel Ortega y la Vicepresidenta Rosario Murillo. En esos esfuerzos estamos muy contentos de poder acompañar ese rumbo, que el amor siempre es para compartir, compartiendo el amor, el amor se agranda, el amor nos trae las fuerzas, la unión y la paz, por eso el pueblo de Taiwán siempre está con ustedes, con los hermanos y hermanas presentes”, aseveró Wu.

La entrega de la vivienda también fue festejada con la presencia de payasos y piñatas que los pequeñines de Jessenia pudieron disfrutar junto a los demás niños vecinos.

CASA2

CASA2

CASA2

CASA2

CASA2

CASA2

CASA2

CASA2

CASA2

CASA2

CASA2

CASA2

CASA2

CASA2

CASA2

CASA2