La Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) informó este jueves sobre la visita de una misión de la Agencia de Cooperación Técnica del Japón (JICA), para la ejecución de un importante proyecto para la reducción del agua no facturada.

En conferencia de prensa, el Presidente Ejecutivo de Enacal, Ervin Barreda detalló que la ejecución de estos programas permite que el recurso hídrico sea utilizado de una mejor manera.

"La representación de JICA realiza una evaluación conjunta con representantes de JICA en Nicaragua, para evaluar cómo se va desarrollando este proyecto con un costo de 1.5 millones de dólares", dijo.

Barreda agregó que el día de ayer se llevó a cabo la firma de la ayuda memoria, en la que se resaltó que este proyecto fue presentado en el marco del Foro Mundial del Agua en Brasil, en 2018.

La principal acción de este programa es el fortalecimiento de las capacidades técnicas, lo que incluye talleres, eventos prácticos para hacer un manejo más eficiente del recurso hídrico, así como pasantías de técnicos y técnicas de Enacal en Japón.

Recientemente 5 compañeros y compañeras de ENACAL estuvieron en una pasantía de más de 3 semanas en Japón, aprendiendo las diferentes técnicas que usan en esos países, para que sean replicadas en Nicaragua, sobre todo el conocimiento científico, que tiene que ver con elaborar guías prácticas, que incluye protocolos necesarios, para que el conocimiento sea transferido”, informó.

Además, dentro de toda la tecnología, está la adquisición de equipos TOPOS, usados en países desarrollados, que permiten el remplazo de tuberías.

Este apoyo con el JICA, nos ha demostrado que la mayor pérdida de las aguas físicas en los sistemas de agua potable, está entre la tubería principal hacia las casas, es por eso que se usa este equipo, sin ocasionar daños y atrasos en las calles de Managua”, explicó.

Anuncian importante proyecto en Altamira

También anunció que con el JICA trabajamos en Bolonia y Batahola Norte, pero con BID y Unión Europea, estamos desarrollando un proyecto a mayor escala en el sector de Altamira, beneficiando a 50 mil familias, con un costo de 20 millones de dólares.

En Altamira, vamos a trabajar en el tema de cambiar tubería, mejorar las conexiones, catastro de usuario y construir una delegación nueva, para ser más eficiente en la atención”, dijo.

Barreda apuntó que el proyecto de Altamira ya está en proceso de ejecución, “ya estamos en el proceso de adquirir el terreno y de construcción del nuevo edificio y ya estamos en el proceso de compra de accesorios, materiales, y algunos tanques que se van a instalar en estos sectores”.

Recordó que los técnicos japoneses estaban fuera del país, por la situación que vivió el país hace meses, y a partir de este 31 de octubre, regresaron a Nicaragua apoyando este programa en conjunto con ENACAL.

Al finalizar dijo que como parte de esta visita, se ha realizado un recorrido en los territorios de los proyectos, para valorar los avances.