De acuerdo al presidente de la comisión económica del Parlamento, diputado Wálmaro Gutiérrez, este programa tiene como objetivo el fortalecimiento integral del sistema educativo nicaragüense, por medio de una mayor inversión en infraestructura, la retención escolar, los paquetes alimentarios y la entrega de útiles escolares.

Gutiérrez señaló que el otorgamiento de este nuevo préstamo por parte del Banco Mundial, es el resultado del buen desempeño del PASEN I, al que se le había otorgado un fondo de 18 millones de dólares.

“Este es un convenio muy importante para el sistema educativo nicaragüenses y es una señal de total confianza por parte de la comunidad internacional en el excelente desempeño que en materia educativa ha tenido el gobierno del presidente Daniel Ortega”, manifestó.

“Yo quisiera reconocer el excelente desempeño del ministerio de educación en la ejecución de todos estos componentes”, sostuvo el diputado sandinista.

El préstamo beneficiará a más de 200 mil estudiantes de las zonas más pobres del país, y será pagado a 40 años de plazo, 10 años de gracia y sin intereses.