La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, anunció este jueves que el Poder Electoral decidió ampliar la auditoria de verificación ciudadana en su fase dos "para aislar a los sectores violentos que buscan lesionar la democracia" venezolana.

El día de la elección, de acuerdo con el marco jurídico vigente, se realizó la auditoria de verificación ciudadana del 54% de los votos y ahora se realizará la revisión del 46% restante.

Explicó que no se trata de un nuevo escrutinio, por cuanto no hubo impugnación de los comicios. El voto y el escrutinio es un proceso electrónico y para hacer un reconteo de votos se tiene que impugnar ante el Tribunal Supremo de Justicia.

"El lapso para la impugnación, debe saberlo al país, sólo se inicia luego de la proclamación del candidato electo", recordó la presidenta del Poder Electoral.

Los resultados anunciados por el CNE el pasado domingo son fiel reflejo de la voluntad de las electoras y electores, reafirmó Lucena, quien recordó que "el derecho asiste a quienes votaron por el candidato Capriles pero también a quienes votaron por el presidente Maduro".

Recordó que la constitución y la leyes son claras en cuanto a los procedimientos y las instancias a las que se debe acudir para impugnar los resultados. El domingo se reiteró que una eventual "impugnación se debe presentar de manera formal ante las instancias correspondientes y no en los medios de comunicación".

Ese proceso de verificación ciudadana tendrá una duración de 30 días.