La compañera Marbelly Aráuz, hermana del compañero Francisco Aráuz, asesinado y quemado por los terroristas de Silvio Báez también llegó este martes 30 de octubre a los predios de la Catedral a retirar la cruz que llevaba el nombre de su hermano, instalada el día domingo por los mismos asesinos.

Visiblemente indignada señaló que decidió quitar la cruz porque considera “una falta de respeto por parte de la Iglesia Católica profanar el nombre de mi hermano cuando fueron ellos mismos los que lo asesinaron. Por órdenes de la Iglesia Católica nunca quitaron los tranques. Pudieron Silvio Báez y el Cardenal Brenes mandar a quitar los tranques, pero no quisieron. Ellos quisieron mantener el país en zozobra, tener secuestradas a las familias nicaragüenses, que siguiesen ocurriendo en esos tranques asesinatos, torturas, violaciones y ellos no quisieron quitarlos”.

Agregó que el lunes se da cuenta de que “campantemente en una fiesta que ellos tuvieron pusieron el nombre de mi hermano en una cruz, como que fuera un héroe de ellos. Y no, mi hermano, Francisco Aráuz Pineda era un Sandinista que lo mató la Iglesia Católica junto con la oligarquía de este país”.

Marbelly Aráuz repudia esa acción de parte de la Iglesia Católica y le pide “al Comandante Báez y al Comandante Brenes que dejen la sotana, que si tienen algo que decirle al pueblo de Nicaragua que se quiten la sonata y nos miremos cara a cara”.

arauz