El Ministerio de la Familia, Adolescencia y Niñez (Mifan) desarrolló el Congreso Nacional de Consejeros Voluntarios de Escuela de Valores, con el objetivo de promover la unidad familiar.

A través de la enseñanza de valores en las comunidades, se busca que cada hogar se convierta en un espacio seguro para cada uno de los integrantes del núcleo familiar.

La compañera Johana Flores, titular del Mifan, refirió que a través de la red de apoyo de consejeros voluntarios se han logrado muchos avances en el fortalecimiento de los valores, superando situaciones que se presentan dentro del núcleo familiar.

“A través de las consejerías hemos reducido el desentendimiento familiar y muchas situaciones que se dan dentro de la familia; el encuentro es un espacio socio educativo donde los consejeros logran incidir de manera positiva para que las familias puedan reencontrarse y entenderse”, expresó.

Más de mil consejeros voluntarios trabajan a diario en todo el territorio nacional, siendo piezas fundamentales en el desarrollo de estrategias para garantizar la educación y formación integral de los jóvenes y niños.

“He vivido una experiencia muy bonita porque iniciamos trabajando con los niños y niñas y ahora abordamos también a los padres de familia desde las escuelas. Se me ha permitido llevar temas en valores a cada espacio lo que nos ha permitido potencializar los lazos de amor y respeto en las familias”, dijo Iris Peña.

“Uno de los principales logros nuestros como consejeros es llegar hasta las familias y ser mediadores en aquellos conflictos que afectan mayormente a la niñez. Ayudar en nuestra propia comunidad es satisfactorio porque atendemos a nuestros vecinos y permitimos que ellos vena en nosotros a alguien en quien confiar”, subrayó Fernando Gómez.

mifan

mifan

mifan

mifan

mifan

mifan

mifan

mifan