Estas 57 familias forman parte de las personas que fueron afectadas por las crecidas del lago Xolotlán durante los inviernos del 2010 y por lo cual debieron evacuar sus respectivas viviendas y ser trasladas al centro de albergue Gadala María en el barrio Acahualinca.

Quira Jirón Avilés afirmó sentirse muy contenta con el traslado a su nueva vivienda, donde podrá habitar en la tranquilidad y unidad de su pequeña familia conformada por su esposo y sus dos hijos.

“Me siento muy alegre y dándole gracias primeramente a Dios y al Presidente Daniel Ortega y a Rosario Murillo por haberme dado una casa digna a mí y a mi familia, porque nunca esperé tener una casa como esta. Esperé 18 meses en el albergue, pero ahora estoy muy feliz con una casa nueva para vivir con mis hijos, mi esposo y mis animalitos dispuestos a comenzar una nueva vida, porque en Barrio Nuevo, Vida Nueva”, manifestó Jirón Avilés.

Jania Medina dijo sentirse muy contenta porque ahora ya estará viviendo en su propia casa e iniciará una nueva vida en compañía de sus dos hijos, pero sobre todo porque ha hecho realidad su sueño de tener una vivienda en mejores condiciones y con la seguridad de que el próximo invierno no tendrá que refugiarse a un albergue.

“Me siento contenta y le doy gracias al Señor, porque Dios es el que hace las cosas, y le agradecemos al Presidente (Daniel Ortega) y reconocemos lo que ha hecho, porque ningún otro gobierno ha hecho esto por los pobres, podíamos estarnos mojando con la lluvia y en peligro nuestras vidas y nadie hacía nada, pero con el Gobierno del Presidente Daniel Ortega ahora tenemos más seguridad y ya estamos en nuestra casita, estamos más tranquilas”, comentó Elba María Rodríguez.

“Yo me siento muy agradecido porque el presidente nos ha otorgado la oportunidad de vivir en una casa digna en la cual vamos a poder tener una mejor vida, estar mucho más tranquilos con toda la familia y vamos a experimentar el proceso de una vida que llevaremos en este nuevo barrio”, declaró Julio Jirón Avilés.

Cabe destacar que las viviendas el reparto Virgen de Guadalupe tienen dos dormitorios, un área común  de cocina, sala, comedor, un porche, un área para lavado, cuentan con alumbrado público, aguas negras, agua potable, andenes y calles adoquinadas o pavimentadas.

Según el Mayor Rolando Murillo Martínez, miembro de Defensa Civil del Ejército de Nicaragua, para el traslado de las familias el Gobierno del Presidente Daniel Ortega dispuso del apoyo de diez camiones de técnica militar y 60 efectivos militares de la Unidad de Rescate Humanitario (UHR) del Ejército de Nicaragua y un equipo de Defensa Civil en coordinación con la Policía Nacional.