Esta noche finalizó en Managua el Foro de Solidaridad y Paz con Nicaragua, donde los participantes, nacionales y extranjeros, reafirmaron los lazos de hermandad con nuestro país, sobre todo en la actual coyuntura donde se ha desarrollado una guerra mediática, cuyo objetivo es empañar el crecimiento y la estabilidad por la cual se enrumban los nicaragüenses tras vencer un intento de golpe de estado.

Tras el encuentro, la compañera Milka Espinoza, Asesora Ministerial, dio lectura a la proclama donde se plasmaron los avances alcanzados por el Gobierno de Nicaragua en función del bienestar de las familias más desposeídas, las que históricamente han sido la prioridad del proceso revolucionario impulsado por el Frente Sandinista con el Comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, dirigiendo estos esfuerzos por la paz.

En esta nueva Nicaragua sandinista se logró desde los albores del triunfo de la Revolución Popular, una gran experiencia en materia de beneficios sociales a los sectores más pobres y postergados. Al respecto señalamos programas como Usura Cero, Todos con Voz, Casas Maternas, Merienda Escolar, entre otros”, expresó.

El documento, además condena las acciones que diversos sectores de la oposición en conjunto con la iglesia católica crearon para la desestabilización del país, como los tranques de la muerte, la violencia callejera y el terror implantado en las familias, ante lo cual la proclama expuso ante el mundo algunos aspectos.

Constatamos que el pueblo de Nicaragua tiene vocación de entendimiento y no de enfrentamiento, rechaza la violencia, este mismo pueblo que supo llevar al triunfo la Revolución Sandinista, quiere seguir construyendo su proyecto político en paz. Una buena mayoría de personas ya están trabajando para que Nicaragua vuelva a ser una patria para todos en la que se respete la constitución política”, dijo Espinoza.

Pueblos hermanos defienden lucha por la paz de Nicaragua

Luego de haber compartido experiencias en diversos procesos de lucha y en muchos de los casos haber enfrentado situaciones similares a las que se enfrentó Nicaragua hace unos meses, los representantes de algunos países de la región centroamericana y del Caribe, señalaron estar cada vez más unidos con la tierra del General Sandino, iniciador de las luchas de la clase obrera y trabajadora.

El compañero Cesar Trompiz, Rector de la Universidad Bolivariana de Venezuela, envió un abrazo solidario a los sandinistas y a todos los nicaragüenses que fueron víctimas del golpismo, que no logró robarle la paz a las familias del país.

El pueblo nicaragüense cuenta con el abrazo de la República Bolivariana de Venezuela y de todas sus fuerzas sociales. Con el Comandante Chávez aprendimos a ver a Nicaragua como un pueblo hermano y cercano, nuestro cariño a los nicaragüenses que creen en la reconciliación y la paz, esa es la bandera de la revolución, de los socialistas, de los bolivarianos y sandinistas. Nunca más se prenda la semilla del fascismo en ninguna parte de nuestra América y que Nicaragua siga siendo la luz y el faro para Centroamérica y el Caribe”, expresó.

De igual manera, el compañero Carlos García, miembro del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, de El Salvador, recordó que su país siempre ha sido un hermano cercano de los nicaragüenses y así como su país apoyó la lucha en los años de insurrección, hoy también muestra su apoyo a la defensa de la paz.

Debemos de crear una estructuración que promueva la defensa de nuestros procesos a nivel continental. Farabundo Martí combatió junto a Sandino en las Segovias y es necesario decir que cuando el Frente Sandinista liberó a su pueblo, destacamentos salvadoreños participaron en ese momento histórico y cuando nosotros hemos necesitado de la solidaridad de los nicaragüenses, ahí han estado y nuestra deuda es eterna. Hoy que nuevamente están siendo agredidos, estamos dispuestos a ejecutar una estructura militante y ahí estaremos los salvadoreños”, subrayó.