La Asamblea Nacional aprobó este jueves el Acuerdo para la Constitución del Espacio Económico de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América - Tratado de Comercio de los Pueblos (EcoAlba-TCP).

El EcoAlba-TCP es un mecanismo de consolidación económica del Alba, el cual representa un mercado de más de 70 millones de habitantes.

El acuerdo fue aprobado por el Parlamento con 65 votos a favor, 24 en contra y 1 abstención.

Según los legisladores, este acuerdo vendrá a dinamizar el intercambio comercial entre los países miembros del bloque, bajo la lógica del respeto y la complementación de las asimetrías que puedan existir, lo que se traduce en lucha contra la pobreza.

“Nicaragua en sus relaciones comerciales con los países del Alba, y en especial y particularmente con la hermana República Bolivariana de Venezuela, ha tenido un resultado totalmente positivo. El sector privado nacional no ha encontrado cortapisas de tipo alguno para desarrollar una exitosa relación de comercio con esa hermana república, y no lo digo yo, lo dice la información oficial del Banco Central de Nicaragua”, señaló el diputado sandinista Wálmaro Gutiérrez, presidente de la Comisión Económica del Parlamento.

Cabe destacar que el intercambio comercial de Nicaragua con Venezuela ha pasado de 2 millones a más de 700 millones de dólares en un período de 5 años.

Gutiérrez explicó que por ningún motivo EcoAlba-TCP es un instrumento que viene a sustituir a otros tratados comerciales que Nicaragua ha aprobado anteriormente.

“Si me preguntan a nivel personal con qué convenio comercial me siento más cómodo, obviamente yo me siento más cómodo con un convenio comercial que me dé condiciones más justas, más equitativas, que nos permita la complementaridad, el desarrollo de nuestros países y el combate efectivo a la pobreza heredada”, subrayó.

El diputado sandinista criticó el hecho de hay quienes alaben el TLC con Estados Unidos, cuando este protege a sus productores, mientras a los países centroamericanos no se les permite aplicar subsidios, de allí que “nunca vamos a poder ser competitivos frente a los productores norteamericanos”.

“No es cierto que tenemos las mejores condiciones comerciales para negociar (con Estados Unidos)”, aseguró.

Ante la negativa de algunos diputados derechistas a aprobar el acuerdo del EcoAlba-TCP, Gutiérrez calificó esta decisión como “pura politiquería barata”, y les recordó que es precisamente Venezuela la que subsidia la energía en Nicaragua. En este sentido señaló que el reciente incremento de 7% a la tarifa de quienes consumen más de 150 kilowatts de energía sería del 15% si no fuera por el apoyo de la República Bolivariana.