Un total de 70 viviendas del barrio Kilombo, ubicado en el Distrito VI, fueron atendidas por el Ministerio de Salud (Minsa) a través de sus brigadistas, los que abatizaron y fumigaron las viviendas a fin de crear un cerco epidemiológico que evite la proliferación de mosquitos.

La epidemióloga Guiomara Guerrero, del Centro de Salud Silvia Ferrufino, expresó que el buen resultado de la lucha antiepidémica es el apoyo brindado por las familias, quienes a través de la limpieza de los hogares garantizan la eliminación de los criaderos.

La participación comunitaria como la de doña Rosalbina Guzmán ha garantizado que en su comunidad no haya casos positivos de dengue, zika y chikungunya.

"Aquí todos limpiamos el patio y adentro de la casa porque no queremos enfermarnos y sobre todo dejamos que el Minsa fumigue y abatice para que los mosquitos desaparezcan", dijo.

De igual manera Roger Guevara señaló que además de permitir el ingreso de los brigadistas, es una labor de todo el pueblo garantizar la limpieza de las comunidades.

“Pienso que entre más limpio esté un barrio y sus casas, menos probabilidades de enfermedades vamos a tener en nuestro entorno, no basta solo con barrer el patio, sino que hay que botar todo aquello que no sirve y que puede acumular agua, dando lugar a la reproducción de los mosquitos”, subrayó.

FUMI