El gigante de Montain View presentó una herramienta que permite tomar decisiones respecto a qué ocurrirá con nuestras cuentas online cuando ya no estemos entre los vivos.

''A pocos nos gusta pensar en la muerte, especialmente en la nuestra. Pero hacer planes acerca de qué pasará en nuestra ausencia es realmente importante para la gente que uno deja''. De este modo introduce Google en su blog oficial ''Inactive Account Manager'', una herramienta que permite a diagramar cómo será la vida digital después de la muerte.

Esta funcionalidad se encuentra en el sector de configuraciones, apartado desde el cual el usuario puede anotar sus preferencias en torno a sus cuentas de Gmail y demás servicios de Google, en caso de que éstos registren inactividad durante un largo período de tiempo, por diversas razones entre las cuales aparece la indeseable muerte. Por ejemplo, es posible elegir que la información de las cuentas sea borrada luego de seis, nueve o doce meses de inactividad; o seleccionar contactos de confianza para que reciban los datos.

No son pocas las herramientas inscriptas en el más allá digital. Uno de estos casos es la que provee el sitio jusincaseidie.com. Este espacio envía un correo a una persona específica al momento que el usuario esté muerto. ¿Cómo se entera el sistema de ello? Pues cuando detecta que el usuario no se conecta durante un largo período de tiempo lo da por muerto y entonces envía el correo. ¿Para qué sirve? Según afirman, para que la muerte no impida decir algo que en vida hemos deseado expresar y no lo hemos hecho. Otro caso es el de PassMyWill, un servicio que recopila las contraseñas utilizadas y las comparte con los familiares del muerto, de modo que éstas no se vayan con él a la tumba.