El CEO del popular servicio de mensajería afirmó que son más grandes que Twitter y reafirmó la política anti-publicidad de la compañía, similar a servicios básicos. ''No quieres que la publicidad te interrumpa cuando estás hablando'', sostuvo.

WhatsApp se instala en forma gratuita en la mayoría de los dispositivos y tal como podemos comprobar los millones de usuarios de este servicio, no incluye publicidades a diferencia de otros muchos desarrolladores de aplicaciones sin costo de descarga, por ejemplo, Angry Birds. ¿Cómo se financia, entonces, WhatsApp? Aunque nunca ha llegado a mi móvil un aviso de renovación, es sabido que transcurrido el año de uso hay que pagar la 0,99 dólares y que los usuarios de equipos Apple deben hacerlo desde el inicio.

Recientemente, en el marco de la conferencia Dive Into Mobile, Jan Koum, CEO de WhatsApp, lanzó al aire algunas declaraciones con las cuales la prensa especializada en el sector se hizo un festín. La mayoría de los titulares se centraron en la apreciación de Koum respecto a Twitter, indicado que su servicio de mensajería es más grande que la red social, superando los 200 millones de usuarios que informó tener la red del pajarito. En este mismo evento, Koum también reafirmó la política anti-publicidad de WhatsApp. ''La publicidad nos bombardea a diario y en WhatsApp no creemos que los smartphones sean un buen lugar para recibirlos, porque están conectados muy íntimamente a nuestras vidas. Un anuncio en un smartphone es una mala idea'', afirmó.

Koum agregó: ''Nuestra estrategia de financiación no puede ser más simple: un dólar al año''. Finalmente, comparó su estrategia de negocio con otros servicios de consumo, como la luz o el gas, los cuales tampoco arrojan publicidades al usuario.

En diciembre de 2012 WhatsApp publicó en su blog oficial una entrada titulada ''Porqué no vendemos publicidades''. En inglés, resulta interesante repasarla para conocer más a fondo esta convicción empresarial, hasta el momento inquebrantable.