Una máscara del nuevo papa Francisco ha causado sensación en Rio de Janeiro antes de la llegada del primer pontífice latinoamericano a la "cidade maravilhosa" para la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en julio próximo.

La máscara, que muestra sonriente al argentino Jorge Bergoglio es producida por la misma fábrica de Rio que lanzó para pasados carnavales las exitosas máscaras del expresidente Luiz Inacio Lula da Silva, del futbolista Neymar o del primer presidente negro de la Corte Suprema, Joaquim Barbosa.

"Hemos decidido hacer el papa Francisco porque consideramos que es un Papa humilde, con un carisma especial, y mucho más cercano al pueblo en general, un Papa diferente, es el primer Papa sudamericano", dijo a la AFP el español Albert Paris, director comercial de la fábrica, instalada en Sao Gonçalo, un municipio cercano a Rio de Janeiro.

La fabrica Condal, la más grande de Brasil, lanzará una primera tanda de 70 máscaras de Francisco esta semana para ver su repercusión en las tiendas cariocas, informó el diario O Globo y recogió la agencia Ansa.

La fábrica espera un éxito de ventas antes y durante la JMJ, que se celebrará en Rio de Janeiro del 23 al 28 de julio, y donde participarán unos 2,5 millones de personas, según los organizadores.

La máscara, que muestra sonriente al argentino Jorge Bergoglio, hoy papa Francisco, es producida por la misma fábrica de Rio que lanzó para pasados carnavales las exitosas máscaras del expresidente Luiz Inacio Lula da Silva, del futbolista Neymar o del primer presidente negro de la Corte Suprema, Joaquim Barbosa.