La entrega de los paquetes escolares que contienen cuatro cuadernos, una caja de lápices de colores, un tajador, lápices de grafito, lapicero, regla, además de mochila y un par de zapatos, fue realizada por un grupo de miembros de la Promotoría que fueron de casa en casa a entregar los útiles a los niños y niñas seleccionados.

La selección de los niños o niñas a quienes serían entregados los paquetes escolares fue realizada por los representantes del Poder Ciudadano en el barrio Pablo Úbeda, quienes por ser de la comunidad conocen la situación económica de las familias del sector y pasan luego la lista de nombres a la Promotoría Solidaria.

De hecho los representantes de la Promotoría afirmaron que con el barrio Pablo Úbeda se estaba comenzando con la entrega de los paquetes escolares en el distrito cinco, donde ya ha sido levantado un censo que permitió conocer la situación de los habitantes de la localidad.

Uno de estos ejemplos es el de la niña Karla Corrales que recibió uno de estos paquetes escolares incluyendo su mochila y un par de zapatos nuevos, por lo cual su mamá, Mayling Tardencilla manifestó su agradecimiento al Presidente Daniel Ortega y a la Compañera Rosario Murillo por ayudarle con los útiles para que su hija pueda asistir a clases sin problemas.

Paquete es de gran ayuda a más pobres

Corrales reiteró “nosotros somos de muy escasos recursos y no tenía para comprarle sus útiles escolares a la niña, por lo cual agradezco lo que está haciendo el comandante por los más pobres”.

Por su parte la niña Gabriela Fuentes, al recibir en su casa el paquete escolar solidario expresó emotivamente, “gracias Presidente por ayudarme con mis útiles para ir a clases y no faltar”, en tanto que su mamá Maritza Tardencilla López manifestó su agradecimiento con el Comandante Daniel Ortega por el apoyo recibido en la persona de su niña.

En el mismo barrio, la niña Miladis Pacheco Silva, al recibir su paquete exclamó “me siento alegre, feliz porque el Presidente me envió este regalo hasta mi casa”, mientras su mamá Darling Silva García dijo tener cinco niños y estar sin trabajo, por lo cual el apoyo para su niña les viene muy bien porque no tenían para adquirir los útiles escolares.

Wendy Lanzas, mamá del niño Mauricio Bonilla expresó emocionada evidentemente “doy gracias a Dios primero porque puso en el Presidente Daniel Ortega el propósito de ayudar a los más pobres”. Y añadió además que ahora ya no tendrá que comprar la mochila ni los cuadernos ni los zapatos, lo que le libera recursos para la alimentación del niño.